« Pongamos que hablo de Israel | Inicio | Sí, el odio a Israel es antisemitismo puro y duro »

07/06/2010

Comentarios

ABEL REYES TELLEZ

DOS REPUBLICA HERMANAS.EN CONFLITO NICARAGUA COSTA RICA

Las manifestaciones de conflictos geopolíticos o territoriales son diversas y a través de la historia sus causas han sido variadas pasando por la necesidad de ampliación de los mercados, la búsqueda de mano de obra barata, la apropiación de los recursos naturales, el acceso a nuevas rutas de comunicación o la creación de zonas de seguridad.

El San Juan, además de ser considerado un gran "pulmón" de Centroamérica, fue en el siglo XIX una codiciada ruta de tránsito debido a que servía como una especie de canal que acortaba el paso entre el océano Pacífico y el Caribe centroamericano.

Sin embargo, ahora ¿en qué consisten los conflictos que pueden enfrentar a los Estados?.
En la actualidad quedan varios de los ya descritos en agenda, a la vez que se agregan otros como la presión de la inmigración hacia los países desarrollados o con mejores perspectivas de crecimiento y la disparidad de desarrollo entre países próximos que genera continuos puntos de fricción y retrae los procesos de integración.

El gobierno de Nicaragua decidió comenzar con trabajos de dragado en el río San Juan para así facilitar la navegación de barcos de mayor tamaño. Hasta ahí no existía ningún problema, ya que el río les pertenece.

Costa Rica reclama poder avituallar a los puestos de Policía que tiene a lo largo del río: llevarles por barco los uniformes, las capas, los quepis, la comida, las municiones y las armas. Poder hacerlo implicaría una revisión de lo establecido en el Tratado Cañas-Jerez, firmado el 15 de abril de 1858, que permite a los costarricenses la libre navegación por un tramo de río y únicamente con objetos de comercio. Costa Rica pide también que el concepto comercio incluya el turismo. En aquella época, cuando se firmó el tratado y el laudo que lo ratificó, no existía prácticamente en el mundo el turismo.

Ambos países mantienen desde hace casi dos semanas tensiones por los trabajos de dragado que Nicaragua realiza en el fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense, que son dirigidos por el ex comandante sandinista Edén Pastora.
Localmente conviene analizar si el resurgimiento de los desacuerdos con Honduras, Costa Rica y Colombia habrá de ser un anuncio de situaciones por venir, o si sólo es un hecho aislado en una sub región donde los conflictos territoriales como expresión de guerra entre países son prácticamente inexistentes

El río es objeto de disputa desde mediados del siglo XIX casi dos siglos. El año pasado, la Corte Internacional de Justicia en La Haya favoreció a Nicaragua en el derecho de regular el tráfico y libertad de navegación de embarcaciones ticas pero es de dominio y posesión nicaragüense.

El embajador de Managua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Denis Moncada, dijo en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente que estudia el conflicto entre Costa Rica y Nicaragua, que el país vecino "ha roto el equilibro diplomático" y se ha embarcado en "hostilidades", al tiempo que aseguró que su país seguirá con las obras de mejora del río San Juan y negó que tropas nicaragüenses estén en suelo costarricense, sino que es al revés.

Nicaragua sostiene que tanto las labores como los soldados están en suelo nicarag ense y se niega a retirarlos y Ortega afirmó inicialmente que el caso debería ser dirimido por la Corte Internacional de Justicia en La Haya por considerar que la OEA no tiene la autoridad para abordar temas limítrofes.

Hacia 1848, Nicaragua afirma que es la única que puede tener derecho a libre navegación en el río y arguye la propiedad de ambas riberas del río. Tras varios años de negociaciones, en las que los intereses de los Estados Unidos e Inglaterra (por la ubicación estratégica de Nicaragua como eventual ruta canalera) se superponían a los intereses nacionales, se firma el 15 de Abril de 1858 el Tratado Jeréz-Cañas, en el que se definen las fronteras que hasta hoy están vigentes.

El gobierno nicaragüense mantiene un estricto control de la zona fronteriza sur en el Rio San Juan. El lugar parece que es codiciado por el narcotráfico ya que en distintas ocasiones las autoridades nicaragüenses han quebrado esa ruta. La presencia policial y militar de ambos países por el dragado del río paradójicamente mantiene un control militar ante cualquier movimiento de la delincuencia transnacional organizada. Ambos países reclaman por su integridad territorial alrededor del Rio San Juan cuyos límites fueron establecidos y ratificados por la Corte Internacional de Justicia de la Haya en el 2009.

El Embajador de Nicaragua en la OEA, Denis Moncada Colindres, dejó fuera de lugar las acusaciones costarricenses e invitó a su vecino a retomar el amojonamiento fronterizo iniciado en 1994 que “logró ubicar a 136 mojones, pero que Costa Rica ha certificado solo 17, negándose a suscribir el resto sin justificación razonable alguna”

En la reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), a solicitud del gobierno de Costa Rica, el canciller costarricense René Castro, solicitó a la OEA que se nombre una misiión oficial para visitar la zona del Río San Juan y comprobar las acusaciones de su país.

Mientras Nicaragua propuso que el conflicto se ventile de una vez por todas ante la Corte Internacional de La Haya y que se proceda finalmente al amojonamiento del río San Juan, donde Nicaragua tiene soberanía absoluta.

El diplomático nicaragüense destacó en su internvención que estos conflictos se vienen registrando desde la segunda mitad del siglo XIX, debido a una falta de señalización de los mojones que establecen el límite entre ambas naciones.

Nicaragua seguirá ejerciendo su soberanía y defensa, seguirá la limpieza del río San Juan y continuará la lucha contra el narcotráfico en nuestra frontera”, afirmó Moncada.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció que llevará a la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) el conflicto fronterizo con Costa Rica, que desplegó policías armados tras denunciar la presencia de tropas nicaragüenses en su territorio.

“Quiero dar a conocer formal y oficialmente que Nicaragua va a dar los pasos correspondientes a lo inmediato para presentar este caso ante la CIJ para que sea ella la que diga quien tiene la razón, que no lo digan las armas, ni la amenaza”, dijo el presidente Daniel Ortega en un mensaje a la nación.

Ortega descartó cualquier solución armada al conflicto porque “no debe correr una sola gota de sangre”. Que sea la Corte qué diga quién tiene la razón y que “nos ayude a definir” de una “vez por todas esa frontera”, agregó.

Costa Rica “ha concentrado más fuerzas de su ejército” en la frontera y sus medios de comunicación han creado una imagen como que ya viene la confrontación y “no estamos dispuestos a caer en provocación alguna”, dijo el presidente.

este es un momento para pensar claramente y tomar las mejores decisiones para que ninguno de los dos países se vean afectados, ya que por ser vecinos, la cooperación mutua es muy necesaria. Costa Rica y Nicaragua son socios comerciales y este tipo de problemas afectan las exportaciones en ambos sentidos; mucha fuente de trabajo se puede ver afectada.

ABEL REYES TELLEZ
PRESIDENTE NACIONA
PARTIDO SOCIAL CRISTIANO
NICARAGUENSE PSC
TEOLOGO ESCRITOR CRISTIANO
EMAIL PSCNICARAGUA@HOTMAIL.COM
TEL.505 2249 3460

ABEL REYES TELLEZ

HORROR EN EL HOLOCAUSTO

1933. Era un plan sistemático, o sea organizado y gradual para provocar la erradicación de los judíos. Luego alcanzó a otras etnias, como a los gitanos.

HOLOCAUSTO muy difundido, no es precisamente apropiado, para designar el horror del exterminio nazi, que nada tenía que ver con el sentimiento de homenaje divino. Basándose en la teoría de la superioridad de la raza aria (ver en artículos relacionados “la raza aria”) y en la ley natural de supervivencia de los más aptos, justificaron la inmolación de todos los seres inferiores, por razones de discapacidad mental, religiosa, racial o de elección política o sexual.

Ya en 1920, el Partido Nazi, en su programa de acción, había propuesto la sanción de leyes contra los judíos, a quienes calificaba de usureros. Sin importar la religión que profesara la persona señalada, para ser calificada como judía, bastaba con tener tres abuelos judíos, sin posibilidad de eximentes. El resto de los judíos, con dos o un abuelo judío que ya no profesara esa religión podían eximirse bajo ciertas condiciones “colaborativas”, de la política persecutoria.
En un primer momento, cuando aún no había asumido su mandato, Hitler, ordenó algunas medidas persecutorias, como el boicot hacia los comercios de propiedad judía, la expulsión de los estudiantes no arios de los colegios

El odio hacia la raza judía, llevó a este régimen a establecer por decreto las características típicas que identificaban al “judío”

Cualquier ciudadano que tuviese tres o cuatro abuelos de esta religión, se le consideraba como tal aunque no fuera esta su religión, tampoco se tenía en cuenta el lugar de nacimiento.

A los de padres judíos se les consideraba totalmente judíos si pertenecían a esta religión o se habían casado con un miembro de esta.

Los mischlinge (semi-raza) eran los que tenían algún pariente o un solo abuelo judío.

Esta clasificación servía para distinguir a quienes les afectarían las leyes discriminatorias de los que no.

Entre los años 1933 y 1939, el partido nazi, los banqueros y los comerciantes se pusieron de acuerdo para dejar de lado a los judíos en el campo económico, esto es llamado “arianización”.

Muchas empresas judías fueron cerradas; los doctores, abogados… perdieron su clientela aria; muchos judíos perdieron sus puestos de trabajo.

Lo que quería el régimen nazi era que los judíos emigrasen. En noviembre de 1938, todas las sinagogas de Alemania fueron quemadas, se destrozaron escaparates de comercios judíos y fueron arrestados miles de ellos.

A esto se le llamó “la noche de los cristales rotos” y sirvió de señal para que los judíos abandonasen Alemania y Austria rápidamente.

La gente que no tenía suficiente dinero tuvo que permanecer allí, los que sí tenían se refugiaron en otros países cercanos como Francia, Holanda, Noruega, Suiza…

En 1935, estas medidas parciales, y un poco encubiertas, se transformaron en órdenes legales, cuando se dictaron las leyes
por la cual los judíos perdieron la ciudadanía alemana, con la consiguiente prohibición del uso de los símbolos patrios. Igualmente fue desestimada la posibilidad de casarse legalmente entre alemanes y judíos. Les fue prohibido el ingreso a los espectáculos públicos y se les expropiaron sus empresas y comercios.

Un poco más tarde, debieron identificarse con brazaletes de color blanco que tenían estampados en ellos la estrella de David, símbolo religioso judío, para hacerlos fácilmente identificables.Durante el estallido de la guerra, en 1939, el holocausto se intensificó llegando no sólo a discriminarlos y perseguirlos, sino a matarlos

Fueron enviados a vivir en barrios separados, llamados guetos, donde sufrieron toda clase de privaciones, como hambre, hacinamiento y enfermedades. En el gueto de Varsovia, por ejemplo, llegaron a fallecer 5.000 personas por día.El régimen nazi, a través del holocausto se cobró la vida de aproximadamente 6.000.000 de judíos,
En junio de 1941, los ejércitos alemanes invadieron la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) mientras que las SS enviaba 3.000 soldados de las unidades especiales para eliminar a todos los judíos que estuvieran en este territorio ocupado.

La SS (Shutzstaffel o Camisas Negras o Escalón de Protección) era lo que sustentaba el poder de los socialistas alemanes bajo el comando de Hitler. Fueron creadas en 1925 como la guardia privada de Hitler, pero luego fueron puestas al mando de Heinrich Himmler. La diferencia radicaba en que la SS era una policía Militarizada, cuyo único fin era matar, los de esta organización estaban entrenados para matar sin sentir dolor. Estas fuerzas se utilizaban en manifestaciones, atentados, asesinatos, etc. En realidad la SS era el organismo más alto y controlaba la Kripo, Gestapo, Geheimdienst y la SD.

Tenían control sobre campos de labor y varias compañías civiles. Se les conocía como los “labensborn” o fuente de vida, de donde los más puros representantes de la raza aria provenían, era uno de los más altos honores tener un padre perteneciente a la SS. Ser miembro tenía muchas ventajas, siempre recibían lo mejor en: lugar, vivienda, equipo, recursos, alimentación y tratamiento médico; también se les permitía tener más de un hijo.

Pero convertirse en Ssmann no era fácil, para empezar el aspirante debía mostrar prueba de su pureza racial desde 1836, de preferencia si es rubio, alto, de ojos azules, etc. También debía ser leal al partido por lo menos cinco años, debía haberse formado en una escuela militar o de policía, pero era obligatorio que se haya formado bajo “doctrina Hitleriana”. La instrucción de un miembro de la SS empezaba desde muy temprana edad, donde se les “lavaba el cerebro”mbién controlaba la red de campos de concentración y sus fuerzas (SS) tenían pleno control de acto y pensamiento. Este grupo militar actuaba en los países que Alemania planeaba tomarse, como Polonia. La SS proveyó al ejercito alemán más de un millón de tropas en los frentes de batalla. Al final de la guerra Himmler por intentar concertar un armisticio con los aliados fue capturado por los británicos y se suicido (1945) antes de ser juzgado.

Tenía una sub-sección, llamada S.A.( Sturm Abteilung o Sección de Asalto), que Era un cuerpo paramilitar, desempeño un importante papel en la violenta conquista del poder por el Partido Nacionalista. Esta sección estaba dirigida por Ernst Röhm y desapareció, por los propios nazis en la “noche de los cuchillos largos” (1934).

La SS fue un elemento tan importante para Hitler que es uno de los 7 elementos básicos para el control total de nazismo, siendo la fuerza personal y guardaespaldas de Hitler.

Himmler tuvo un subordinado que ayudaba a controlar más de cerca la SS, el coronel Adolf Eichmann, colaboro para la organización de los Campos de Concentración y el Holocausto judío.

La “solución final para la cuestión judía” consistía en que todos los judíos de Alemania llevasen un brazalete con una estrella amarilla a partir de septiembre de 1941. Fueron enviados a guetos de Polonia y a las ciudades conquistadas en la URSS a lo largo de los siguientes meses. Pero poco tiempo después se creó un nuevo método de exterminio: los campos de concentración.

En Polonia se construyeron campos con instalaciones de gases. Los primeros que fueron enviados a estos campos de concentración desde los guetos fueron las mujeres, los niños y los ancianos y también la gente discapacitada para trabajar. Los judíos que podían trabajar lo hacían en talleres o fábricas pero siempre acababan ejecutados.

No obstante, miles de niños judíos sobrevivieron a esta cruel matanza, muchos de ellos porque estaban ocultos. Con identidades cambiadas y a menudo ocultos físicamente del mundo exterior, estos jóvenes enfrentaron temor, dilemas y peligro constante. Su vida estaba en las sombras, donde cualquier comentario descuidado, denuncia o los murmullos de vecinos inquisitivos podía llevar al descubrimiento y la muerte. Cuando los ejércitos soviéticos avanzaron por territorio polaco en el verano de 1944, hasta alcanzar la línea del Vistula, descubrieron la espantosa tarea a la que se habían estado dedicando las SS durante los tres últimos años. Aquellos duros soldados, curtidos en todas las formas que adopta la muerte en los campos de batalla, no pudieron contener el vómito y el espanto al entrar en Treblinka, Sobibor, Maidanek, Belzec o Rawa-Ruska, donde hallaron claros indicios de que millones de seres habían sido asesinados y reducidos a cenizas o sepultados en interminables fosas comunes. El periodista británico Alexander Werth, que seguía informativamente a los ejércitos del mariscal Zukov, escribió varias crónicas sobre el asunto, sin que su periódico las editara, sospechando que era contrapropaganda soviética por el asunto de Katyn.
El 27 de Enero de 1945 los soviéticos tomaron el campo de Auschwitz, la mayor fábrica de muerte fundada por Hitler. La noticia ya no pudo ocultarse por más tiempo. Pero no fue hasta Marzo de 1945, tras la entrada británica en el campo de Bergen-Belsen (donde pocos días antes había muerto Ana Frank) cuando se conoció en el mundo occidental la inmensa magnitud cometida por aquel ejército del crimen.

A la altura también de 1941 – noviembre, lo más tarde-, es seguro que la decisión de exterminar a todos los judíos de Europa estaba tomada. Formalmente se acuerda en enero de 1942, en el barrio berlinés de Wannsee, en una reunión en la que estuvieron presentes Heydrich, Eichmann… Según la lógica del racismo nazi, según los planes avanzados por primera vez en Mein Kampf y de acuerdo, en fin, con la experimentación científica de aniquilación de débiles o ancianos, enfermos incurables o locos que había sido llevada a cabo por los alemanes antes de la guerra – y que fue suprimida momentáneamente debido a las protestas surgidas -, la suerte de extensos contingentes de población estaba echada.

Los comandos especiales formados en esta práctica de depuración eugénica, ignorantes de todo límite moral y ajenos a toda deontología posible, fueron trasvasados después a los campos de exterminio para aplicar en masa – perfeccionarla, podríamos decir macabramente- su experiencia científica en experimentos biológicos.
Pero los alemanes llamaron Endlösung (o solución final, tratamiento especial, dijeron otras veces practicar) no se llevó a cabo sólo en aquellos campos de muerte, sino también de otras maneras más antiguas y acostumbradas para quienes por desdicha hubieron de sufrirlas, menos tecnificadas.
Ciertos documentos reproducidos por el diario muestran la construcción de un “campo de prisioneros de guerra” en Auschwitz (a unos 60 km de la ciudad polaca de Cracovia).
Más de un millón de deportados murieron en Auschwitz, en su gran mayoría, judíos
Sin embargo, uno de ellos representa claramente una cámara de gas, denominada así (“Gaskammer”

El Holocausto fue un proceso histórico de vandálica violencia y de aniquilación desatado por los nazis y sus colaboradores contra el pueblo judío. Al final de un camino plagado de crueldad indescriptible, la muerte aguardaba a todos los judíos, incluso a muchos que habían dejado de serlo y a los que tenían algún antepasado judío. Pero, en algunos aspectos, ese mismo tétrico camino fue diferente si se trataba de mujeres, hombres o niños.Más de tres millones de mujeres, adolescentes y niñas fueron masacradas durante el Holocausto. La ideología nazi se propuso la aniquilación total de la “raza” judía, y las mujeres, en tanto factor de procreación, fueron un objetivo esencial de la destrucción.

En 1945, la raza perfecta, sucumbió en manos de los aliados, que lograron rescatar a algunos sobrevivientes de este genocidio de los campos de concentración. La pesadilla de Hitler, que prometía un paraíso para unos pocos, a cambio de la destrucción de inocentes,

Las generaciones que han vivido inmediatamente después de la II Guerra Mundial han sabido, todavía de manera directa y erizada, de la magnitud monstruosa del Holocausto. Las que hoy viven, en cambio, comienzan a olvidarlo. A pesar de los intentos de refrescar una memoria amarga (en el cine, en la literatura, la televisión o la prensa); a pesar de reflexiones varias sobre el racismo y la xenofobia y de actuaciones políticas y ciudadanas contra ellos; a pesar de alguna que otra voz alarmada sobre la existencia en nuestros días de campos de concentración, el Holocausto les parece a muchos de nuestros contemporáneos muy lejano. Hay no obstante, frecuentísimos cursos regulares sobre la persecución y el exterminio judío (distintos a los cursos de Historia general) en la mayoría de las universidades americanas y en algunas europeas, más una intensa y esforzada cantidad de libros que vuelven una y otra vez sobre el horror desencadenado bajo Hitler, tratando – al explicarlo- de evitar su retorno.
Pero lo cierto es que la propia inmensidad de la tragedia causada por los nazis ha facilitado la incredulidad o la banalización, cuando no la indiferencia, y, hasta incluso, de manera tan incomprensible como odiosa, la justificación moral del genocidio. Sabido es que, desde no hace mucho, prospera la negación rotunda de ese exterminio masivo y criminal por parte de algunos historiadores que dicen avalar con métodos científicos su reinterpretación de los hechos. (Las llamadas escuelas revisionistas, a pesar de lo que pudiera creerse por la burda entidad de sus mistificaciones y la endeblez de sus argumentos, gozan de adeptos).
Mientras duró la creencia generalizada en el progreso, el Holocausto se consideró por la mayoría de los observadores como una
interrupción nefasta del curso de la historia,

ABEL REYES TELLEZ
PRESIDENTE NACIONA
PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE PSC
TEOLOGO CRISTIANO
EMAIL.PSCNICARAGUA@HOTMAIL.COM
TEL.505.2249 346O

ABEL REYES TELLEZ

LA HISTORICA JERUSALEN LA CAPITAL DE ISRAEL.

Jerusalén es una de las ciudades más antiguas del mundo, habitada por los hebreo

Después de 400 años de esclavitud, los israelitas fueron conducidos a la libertad por Moisés, quien, de acuerdo a la narración bíblica, fue elegido por Dios para sacar a su pueblo de Egipto y retornarlo a la Tierra de Israel prometida a sus antepasados (cerca de los siglos XIII-XII AEC). Durante 40 años deambularon por el desierto de Sinaí, donde se forjaron como nación y recibieron la Toráh (Pentateuco), que incluyó los Diez Mandamientos y dio forma y contenido a su fe monoteísta. El éxodo de Egipto (cerca 1300 AEC) dejó una marca imborrable en la memoria nacional del pueblo judío y pasó a ser el símbolo de la libertad y la redención. Año a año los judíos celebran Pésaj (Pascua), Shavuot (Pentecostés) y Sucot (la Fiesta de los Tabernáculos), para conmemorar los eventos ocurridos en ese tiempo.
Durante los siguientes dos siglos, los israelitas conquistaron gran parte de la Tierra y abandonaron sus costumbres nómadas, transformándose en campesinos y artesanos; se logró un cierto nivel de consolidación social y económica. Períodos de relativa paz fueron interrumpidos por tiempos de guerra en los que el pueblo fue dirigido por lideres conocidos como “jueces”, elegidos por sus capacidades políticas y militares, así como por su habilidad de liderazgo.
La debilidad inherente de su organización tribal frente a la amenaza planteada por los filisteos (un pueblo marítimo de Asia Menor que se estableció en la costa mediterránea del país) generó la necesidad de un gobernante que pudiera unir a las tribus y convirtiera su posición en una institución permanente, cuya autoridad se sucediera por herencia.

Pensadores religiosos y carismáticos individuos que eran considerados dotados de un don divino de revelación, predicaron en el período de la monarquía hasta un siglo después de la destrucción de Jerusalem (586 AEC). Ya sea como asesores de los reyes en asuntos relacionados con religión, ética y política, o como sus críticos, bajo la primacía de la relación entre el individuo y Dios, los profetas eran guiados por la firme convicción de la necesidad de justicia, y emitieron enérgicas censuras respecto a la moralidad de la vida nacional judía. Sus experiencias revelatorias fueron registradas en sus libros de inspirada prosa y poesía, muchos de los cuales fueron incorporados a la Biblia.
El llamado universal y permanente de los profetas deriva de su apelación a una consideración fundamental de valores humanos. Palabras como del profeta:, Aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda, (Isaías 1:17) siguen nutriendo a la humanidad en su búsqueda por una justicia social.

El reinado de Salomón se deterioró hacia el final por el descontento de parte de la población que debía pagar fuertes tributos por sus ambiciosos proyectos. Al mismo tiempo, el trato preferencial que recibía su propia tribu produjo la irritación de las demás, lo que provocó un creciente antagonismo entre la monarquía y los separatistas tribales. Después de la muerte de Salomón (930 AEC), una insurrección abierta condujo a la separación de las diez tribus del norte y a la división del país en un reino norte: Israel, y un reino sur: Judea, en el territorio de las tribus de Judá y Benjamín.

1ª Reyes 11: 26También Jeroboam hijo de Nabat, efrateo de Sereda, siervo de Salomón, cuya madre se llamaba Zerúa, la cual era viuda, alzó su mano contra el rey. 27La causa por la cual éste alzó su mano contra el rey fue esta: Salomón, edificando a Milo, cerró el portillo de la ciudad de David su padre. 28Y este varón Jeroboam era valiente y esforzado; y viendo Salomón al joven que era hombre activo, le encomendó todo el cargo de la casa de José. 29Aconteció, pues, en aquel tiempo, que saliendo Jeroboam de Jerusalén, le encontró en el camino el profeta Ahías silonita, y éste estaba cubierto con una capa nueva; y estaban ellos dos solos en el campo. 30Y tomando Ahías la capa nueva que tenía sobre sí, la rompió en doce pedazos, 31y dijo a Jeroboam: Toma para ti los diez pedazos; porque así dijo Jehová Dios de Israel: He aquí que yo rompo el reino de la mano de Salomón, y a ti te daré diez tribus; 32y él tendrá una tribu por amor a David mi siervo, y por amor a Jerusalén, ciudad que yo he elegido de todas las tribus de Israel; 33por cuanto me han dejado, y han adorado a Astoret diosa de los sidonios, a Quemos dios de Moab, y a Moloc dios de los hijos de Amón; y no han andado en mis caminos para hacer lo recto delante de mis ojos, y mis estatutos y mis decretos, como hizo David su padre.

Según el relato biblico, la división del reino es por mandato divino, en pocas palabras, por no guardar los mandamientos.

En Jerusalen, quedaron la tribu de Judá (poder político) la de benjamin (poder militar) y la de Leví (sin consideración de tribu, poder religioso); es decir, los Poderes Fácticos que oprimían al pueblo.

El reino de Israel, con su capital Samaria, duró más de 200 años bajo 19 reyes, mientras que el reino de Judea, fue gobernado desde Jerusalem durante 400 años por un número igual de reyes de la casa de David. La expansión de los imperios asirio y babilonio conquistó primero a Israel y después a Judea. El reino de Israel fue vencido por los asirios (722 AEC) y su pueblo fue llevado al exilio y al olvido. Más de cien años después, Babilonia conquistó el reino de Judea, exilió a la mayoría de sus habitantes, destruyó Jerusalem y el Templo (586 AEC). En el año 73 E.C. cerca de 1.000 hombres, mujeres y niños que sobrevivieron la caída de Jerusalem ocuparon y fortificaron el complejo del palacio de Herodes en Masada, ubicado en la cumbre de un monte cerca del Mar Muerto, donde durante tres años resistieron los repetidos intentos romanos para desalojarlos. Cuando los romanos finalmente escalaron Masada e irrumpieron dentro de sus muros, descubrieron que los defensores y sus familias habían preferido darse muerte con sus propias manos que someterse a la esclavitud.
La destrucción total de Jerusalem y del Templo fue catastrófica para el pueblo judío. De acuerdo al historiador judío de la época Flavio Josefo, cientos de miles de judíos perecieron en el asedio a Jerusalem y en distintas partes del país, y muchos miles fueron vendidos como esclavos.
Un último breve período de soberanía judía siguió a la revuelta de Shimón Bar Kojbá (132), durante la cual se recobraron Judea y Jerusalem. Sin embargo, dado el enorme poderío de los romanos, el resultado fue inevitable. Al término de tres años, conforme a la costumbre romana, Jerusalem fue “arada con una yunta de bueyes”; Judea fue llamada Palaestina, y Jerusalem, Aelia Capitolina.
Aunque el Templo fue destruido y Jerusalem quemada

La descripción de la biblia es breve y nos deja un espacio para la imaginación. Cuatro versículos nos describen de forma telegráfica la historia del pueblo de Israel: “Y el rey y sus hombres fueron a Jerusalem contra los jebuseos, los habitantes de la tierra. Que hablaron a David diciendo: No entrarás aquí… Sin embargo David tomó la fortaleza de Sion la ciudad de David… Y David residió en la fortaleza y la llamó ciudad de David” (Samuel II, 5:6 en adelante). Jerusalem se torna capital de Israel. Cabe destacar que la fortaleza destacada en estos versículos es la fuente del nombre de “la fortaleza de David” o “la torre de David”, punto turístico popular en Jerusalem, pero la fortaleza de David de la Biblia se encuentra en la “Ciudad de David” a los pies del monte del Templo de nuestros días. Los jebuseos, que su destino no es conocido, desaparecen de Jerusalem.

El primer rey, Saúl (cerca 1020 AEC), cubrió el período entre la pérdida de la organización tribal y el establecimiento de una monarquía plena por parte de su sucesor, David. El rey David (1004-965 AEC) convirtió a Israel en una importante potencia de la región, por medio de exitosas expediciones militares, inflingiendo la derrota final a los filisteos, así como a través de una red de amistosas alianzas con los reinos vecinos. Como resultado de esto, su autoridad fue reconocida desde las fronteras de Egipto y el Mar Rojo hasta las riberas del Eufrates. En lo interior, unió a las doce tribus de Israel en un solo reino, colocando a Jerusalem y la monarquía en el centro de la vida nacional del país. La tradición bíblica describe a David como poeta y músico, cuyos versos aparecen en el Libro de los Salmos.
David fue sucedido por su hijo Salomón (965-930 AEC), quien reforzó aún más el reino. Por medio de tratados con los reyes vecinos y matrimonios con fines políticos, Salomón aseguró la tranquilidad dentro de las fronteras del reino y lo igualó a las grandes potencias de la época. Expandió el comercio exterior y promovió la prosperidad económica del país, desarrollando importantes empresas como las minas de cobre y la fundición de metales, a la vez que establecía nuevas ciudades y fortificaba otras, de importancia estratégica y económica. La coronación de las actividades constructoras de Salomón en Jerusalem fueron el palacio real y el Templo, que pasó a ser el centro de la vida nacional y religiosa del país. La Biblia atribuye a Salomón el Libro de los Proverbios y el Cantar de los Cantares.

Jerusalem fue muy importante para el pueblo de Israel ya que fue respetada y sobre todo que fue el lugar donde el pueblo iba a alabar y a glorificar el nombre de Dios porque ahí se construyó el templo de Dios (2º de Crónicas 6:1-6)

Fue el centro religioso de la nación y ahí reinó David siendo bendecido por Dios, logrando ser un gobierno estable y muy próspero en todos los aspectos.

Sin embargo esa ciudad de Dios (Salmo 87:3) con el tiempo sucumbió a causa del pecado del pueblo y vino un gran sufrimiento siendo la ciudad de Jerusalem destruida por los Caldeos (2º de Crónicas 36:17-19)

Pero ahora les costaría el doble de trabajo levantar la ciudad. Nehemías 2:17 nos narra los tiempos difíciles que les esperaban, pero el Eterno estaba allí para ayudarles y dirigirlos.

Jerusalem era una ciudad jebusea cuando el pueblo de Israel la conquistó. Al leer el libro de Josué aprendemos que el rey de Jerusalem estaba a cargo del pacto de los cinco reyes, que querían castigar a los guibeonitas por haberse rendido ante los israelitas. Ioshua Bin Nun y su ejército triunfaron a los reyes del pacto y a sus soldados y fueron derrotados en el flanco del valle de Aialon (Ajalon), en el lugar que aconteció el milagro de “Sol, detente en Gabaón, y tu luna, en el valle de Aialon” (Josué10:12).

El origen preciso del nombre hebreo Jerusalén significaría literalmente «casa de la paz». Esto puede deberse a que generalmente es conocido como la tierra de Dios.

En el siglo XI a. C. el rey judío David conquistó la ciudad de Jebus, bastión del pueblo jebuseo, uno de los que habitaban Canaán. El bastión estaba fortificado con sólidos muros que lo rodeaban. El rey David se instaló allí y la renombró Ir David (La ciudad de David). Este lugar está ubicado actualmente al sudoeste de la actual Ciudad Vieja y es llamado la Colina Ophel. El hijo de David, salomon, extendió la construcción de los muros y además edificó el templo que llevó su nombre. La ciudad pasó a llamarse Ir Salomon (la Ciudad de Salomón) llamada en la Biblia, Jerusalén. A la muerte de Salomón hacia 962 a.C acaeció un cisma en el pueblo judío y se formaron dos estados: Israel, con capital en Samaria y Judá, cuya capital era Jerusalén.

EL rey David convertió a Jerusalem en la capital de su reino, así como en el centro religioso del pueblo judío, en el año 1003 AEC. Unos 40 años más tarde, su hijo Salomón construyó el Templo (el centro nacional y religioso del pueblo de Israel) y transformó la cludad en la próspera capital de un imperio que se extendía desde el Eufrates hasta Egipto

La ciudad resistió a través de los años los ataques de sus poderosos vecinos, pasando también por diversas etapas de vasallaje hasta el año 587 a. C. durante el reinado del último rey de Judá, Sedecías, cuando fue conquistada y arrasada por el rey Nabucodonosor II. El reino de Judá pasó a ser una provincia del Imperio Babilónico (o Imperio Caldeo) y la mayoría de la clase regente judía sería enviada al destierro en Babilonia.

En el año 537 a. C. el rey persa Ciro II el Grande conquistó el Imperio Babilónico y permitió el regreso de las comunidades judías deportadas, a la provincia de Judá; éstas regresaron a Jerusalén y reconstruyeron la ciudad y el Templo de Salomón.

En 332 a. C. Alejandro Magno conquistó el Imperio persa y la ciudad no sufrió destrucciones. A la muerte de Alejandro, Judá (o Judea) y Jerusalén pasaron a formar parte del Imperio seléucida, el que a su vez sería anexado al Imperio romano el 64 a. C. por el general romano Cneo Pompeyo Magno, después de derrotar a dicho Imperio. Jerusalén sufrió el asedio y la conquista romana, con su anexión al Imperio.

El año 21 a.C el rey Herodes el Grande restauró la ciudad y el Templo, existiendo aún en pie una parte llamada el Muro de las Lamentaciones, de gran importancia en la religión judía.

El destino de Jerusalén siguió ligado a sucesivas conquistas y conflictos, formando parte del Imperio Romano de Oriente o Imperio bizantino, dentro del cual fue una de las cuatro sedes de importancia religiosa doctrinal del cristianismo, junto con Constantinopla, Antioquía y Alejandría.La rebelión judía contra Roma estalló en el año 66 EC, al transformarse el dominio romano, después de la muerte de Herodes, en sumamente opresivo. Por unos pocos años, Jerusalem estuvo libre de dominio extranjero, hasta que, en el año 70 EC, legiones romanas mandadas por Tito conquistaron la ciudad y destruyeron el Templo. La independencia judía fue brevemente reinstaurada durante la rebelión de Bar Cojba (132 – 135), pero nuevamente vencieron los romanos. Se prohibió a los judíos la entrada a la ciudad, que fue redenominada Aelia Capitolina, y reconstruida de acuerdo a los patrones de una ciudad romana.

Jerusalem comenzó a florecer nuevamente en la segunda mitad del siglo XIX. El creciente número de judíos que retornaba a su tierra, la decadencia del poder otomano y el revitalizado interés europeo en la Tierra Santa llevaron a un renovado desarrollo de Jerusalem.

El ejercito britanico mandado por el general Allenby conquistó Jerusalem en 1917. Entre 1922 y 1948 Jerusalem fue la sede administrativa de las autoridades británicas en la Tierra de Israel (Palestina), que le fue confiada a Gran Bretaña por la Liga de las Naciones como consecuencia del desmantelamiento del imperio otomano después de la Primera Guerra Mundial. La ciudad se desarrolló rápidamente, creciendo hacia el oeste, en lo que pasó a ser conocido como “la Ciudad Nueva”.

Después del término del Mandato Británico el 14 de mayo de 1948, y de acuerdo a la resolución de las Naciones Unidas del 29 de noviembre de 1947, Israel proclamó su independencia, con Jerusalem como su capital. Opuestos a su establecimiento, los paises árabes iniciaron un ataque total al nuevo estado, provocando así la Guerra de Independencia de 1948-49. Las líneas de armisticio, trazadas al término de la guerra, dividieron a Jerusalem en dos, ocupando Jordania la Ciudad Vieja y algunas áreas al norte y al sur, y manteniendo Israel los sectores Occidental y sur de la ciudad.

Israel proclamó a Jerusalén capital de Estado en 1950, e instaló allí la sede de la residencia presidencial, el Parlamento israelí (Kneset), la Corte Suprema y otras instituciones administrativas. Como la ciudad había sido dividida

Luego de años convulsionados Jerusalem consiguió un descanso bajo el gobierno de Iojanan Orkenus y Alexander Ianai cuyo lema principal era la impulsiva construcción. Jerusalem se expandió para el occidente y en su superficie fue integrada “la ciudad alta” un apodo especial a la colina occidental en la cual se encuentra hoy en día el barrio judío y el armenio. La colina occidental estaba rodeada de murallas fuertes y nuevas, “la primera muralla” que rodeaba “la ciudad de David” y la “ciudad alta”.
Pero el mundo se encontraba en cambios. Roma se hizo cargo de los portones del oriente. La guerra entre hermanos que estalló entre los herederos de Alejandro Magno sirvió como una grata oportunidad para Pompius, general romano en el oriente, gobernar en el año 63 A.E.C sobre la tierra de Israel. Fraudes e intrigas de aquellos que anhelaban gobernar llevaron a dar el cargo a Herodes, un judío de origen edomita, como rey judío bajo el imperio romano.

Al finalizar en período del mandato británico los judíos y los árabes lucharon por gobernar en Jerusalem. En la época de la guerra de la independencia los árabes sitiaron al ciudad, había escasez de alimentos, agua, medicamentos y municiones. En el año 1949, al firmarse un acuerdo de cese de fuego, Jerusalem fue dividida. La ciudad vieja, incluyendo al barrio judío, quedó fuera de los límites de la ciudad hebrea.
En 10 de diciembre de 1949 el gobierno de Israel decidió convertir a Jerusalem en la capital oficial del estado de Israel. David Ben Gurion declaró “Jerusalem es una parte inseparable del estado de Israel y es su eterna capital”.
En la Jerusalem occidental, capital de Israel se establecieron las instituciones del estado: la morada del presidente, la kneset, las oficinas de gobierno, establecimientos culturales y gubernamentales, el museo de Israel, Iad Vashem – museo del holocausto, el monte de Hertzel – cementerio de próceres israelíes y cementerio militar de los combatientes en las guerras de Israel.
En junio de 1967 estalló la guerra de los Seis Días. Las fuerzas de Tzaal penetraron al barrio judío por el portón de los León y se apoderaron de ella. La pared divisoria entre las dos partes de la ciudad que existió por diecinueve años fue derribada y Jerusalem con sus problemas y dificultades se convirtió en una sola ciudad. La montana del Templo y el Kotel Hamaarabi quedaban nuevamente bajo gobierno judío.

Jerusalem fue reunificada en junio de 1967, como resultado de una guerra en la que los jordanos intentaron apoderarse de la parte occidental de la ciudad. El barrio judío en la Ciudad Vieja, que fuera destruido bajo la dominación jordana, ha sido restaurado y ciudadanos israelíes pueden nuevamente visitar sus lugares santos, cosa que les fuera negada entre 1948 y 1967.

El modelo de la Jerusalem moderna, que se encuentra en el edificio principal de la Municipalidad de Jerusalem es tan realista que cuando se lo mira, inmediatamente se ubica una calle determinada e incluso un edificio específico. Como miniaturas, los autobuses, los automóviles y los árboles presentan una imagen liliputiense de la palpitante ciudad, dándole un aura de realidad. En este modelo a escala 1:500, incluso la altura de los árboles es proporcional a los verdaderos que crecen en Jerusalem.

Luego del primer entusiasmo de los israelíes y del primer impacto y la introspección realizada por los árabes – llegaron los días cotidianos a la ciudad. Jerusalem era una sola ciudad, los dirigentes del estado realizaron lo imposible para reunificarla, pero no todo tuvo éxito.
Casi todos los judíos apoyaron la unificación de Jerusalem y descartaron toda posibilidad de volver a la situación anterior. Los árabes residentes en Jerusalem y los jordanos, que gobernaban en Jerusalem oriental hasta principios de junio de 1967, y así también todos los estados árabes, no aceptaban el gobierno israelí en Jerusalem. Ellos declaraban que Jerusalem oriental debía volver a la brevedad posible a sus manos. Hussein el rey de Jordán declaró que su decisión de no ceder su reinado en Jerusalem es terminante.
La unificación de Jerusalem trajo consigo un gran impulso de desarrollo. Nuevos barrios se comenzaron a crear sobre las colinas que rodean la ciudad en el sur, este y norte. La construcción judía en cantidades respondía a las necesidad de una población judía en crecimiento, más no se descartaba la posibilidad de volver a dividir a Jerusalem. Para la expansión fueron necesarios extensos terrenos de árabes y judíos.
También el desarrollo de la construcción árabe en Jerusalem y su periferia tuvieron grandes consecuencias políticas – para los árabes como para judíos. Los focos de construcción árabe fueron en el norte entre Ramala y Shuaafat, Ba Raam, Kalandie y Bir Nabala, en el este de la ciudad El Azaria, Abu Dis y Isauia, en el sur la zona de Bet Zajur. La capital del pueblo de Israel que fue en la época de David y Salomón, hace 3000 años , volvió a ser capital con el comienzo de la creación del estado. En Jerusalem se encuentran hoy en día la mayoría de organizaciones estatales: la morada del presidente de Israel, las organizaciones gubernamentales en Givat Ram y ahí la Kneset, las oficinas de gobierno y de banco de Israel, cerca a ellos el Palacio de Justicia, una construcción cuya peculiaridad arquitectónica denota el honor y la nobleza del poder judicial.
A raíz de la unificación de la ciudad se construyó en la parte este una cantidad de edificaciones pertenecientes al gobierno, entre ellos el cuartel general de la policía, tribunal de alzada, cerca del monte Scopus se construyó un barrio y en el oficinas del estado. También se traslado la organización obrera a Jerusalem.
Otros lugares de gran importancia nacional están dispersados en Jerusalem.
En el monte de Hertzel el lugar donde está enterrado el visionario del estado judío y la parcela de los próceres de estado, cerca del cementerio militar central, se realizan los actos centrales del día de recuerdo a los caídos en las batallas de Tzaal y el acto del día de la independencia.
No lejos de ahí se encuentra “Iad Vashem” ubicado en el monte de recuerdo, lugar de recuerdo a los mártires del holocausto. Los visitantes de estado, ciudadanos del país, y turistas se encuentran con las más terribles de las desgracias que le acontecieron al pueblo judío. Cada año se realizan actos de recordación centrales en el día del holocausto y del heroísmo.

Hemos visto su historia, una historia trágica por la cual ha pasado como fue la destrucción de la ciudad en el año 70 d.C. y su diáspora por todo el mundo por causa de su pecado. También fueron los protagonistas del holocausto más grande y terrible que la humanidad haya tenido como fue la muerte de casi seis millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial (años 1939-1945)

El profeta Ezequiel sufrió al igual que Jeremías (Jer 37:15-16) en carne propia las consecuencias de ser el enviado de Dios para anunciarle al pueblo sus abominaciones y las malas nuevas y tristezas que se les avecinaban, por tanta rebelión y desobediencia al Padre Santo; quien en su amor infinito los había colmado de tantas bendiciones. Incluso—y aunque pareciera injusto si no miramos a la eternidad y Plan del Creador—perdió a su bella mujer, quien era “el deseo de sus ojos” (Ez 24:24-27); como si Dios mostrándole a Israel, que era propiamente dicho la niña de sus ojos, el que iba a ser desnudada, violada y destruida por las tropas de Nabucodonosor. Añadiendo más sufrimiento al profeta, y al ver que ignoraban su mensaje, Dios hace que quedara mudo del todo, como señal hasta que su profecía se hiciera realidad. Una vez cumplido lo profetizado su habla le fue devuelta (Ez 33:21-22).

Jerusalem ha sido un sinónimo de conflictos, sitios, guerras y batallas. Hoy día es la capital del Estado de Israel cuya existencia misma se ha visto amenazada por conflictos con las naciones vecinas. vez tras vez las naciones vecinas árabes han querido desaparecer al pueblo de Israel y no lo han logrado.

ABEL REYES TELLEZ.

PRESIDENTE NACIONAL.

PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE P.S.C

TEOLOGO CRISTIANO.

EMAIL: pscnicaragua@hotmatmail.com

TELFONO. (505) 2249-3460.

ABEL REYES TELLEZ

ADOLF EICHMANN .LO MAS OSCURO DE LA HISTORIA

Eichmann era el hijo mayor de una familia de 5 hermanos En su adolescencia estudió en la “Realschule”, la educación básica y media; allí conoció a un compañero de nombre Salomón que lo invitaba a comer a su casa, ya que en la suya faltaba la unión, el cariño y el núcleo familiar. En esa casa de la familia Khan de aquel amigo aprendió a hablar el yidish y el hebreo. Adolf era considerado extranjero en Austria no pudo conseguir trabajo. Sin embargo, sus hermanos menores eran considerados austríacos al nacer en este país. El padre de Adolf tenía entre sus amistades.

En 1932 se afilió a la NSDAP austriaca y en 1934 fue trasladado a Berlín, a la así llamada sección de judíos II 112 del servicio de seguridad (SD).

Fue el encargado de la organización de la logística de transportes del Holocausto.

El 11 de mayo de 1960, a las 18:00 Ricardo Klement, toma por ultima vez el autobús de la linea 203. Eichmann, cansado por su jornada laboral, no repara en uno de los pasajeros que se sienta junto a el y que trata de ocultar su rostro con una gorra. Este pasajero era uno de los hombres del servicio de inteligencia israelí que había tomado el autobús con la intención de acompañarlo hasta su descenso del transporte, el cual se produjo alrededor de las 20:20,

Adolf Eichmann ha sido, junto con John Demjanjuk, el único dirigente nazi que ha comparecido ante un tribunal del Estado de Israel. El Proceso contra Adolf Eichmann se celebró ante el Tribunal del Distrito de Jerusalén (Causa nº 40/61), dando comienzo el 11 de abril y concluyendo el 15 de diciembre de 1961 con una condena a muerte. El Fallo -muerte en la horca-, se recurrió en segunda instancia y fue confirmado por la Corte de Apelación el 29 de mayo de 1962. El escrito de acusación del Fiscal General de Israel, Gideon Hausner, contenía quince imputaciones entre las que se incluían “Crímenes contra el Pueblo Judío”, “Crímenes contra la Humanidad”, “Crímenes de Guerra” y “Participación en una Organización Criminal”.

Al finalizar la guerra, Eichmann fue capturado por el Ejército estadounidense, pero logró escapar del cautiverio gracias a un nombre falso y se refugió en la ciudad de Lüneburg, en el norte de Alemania, donde vivió cinco años trabajando como leñador. En 1950 pudo llegar a Italia donde obtuvo un documento de la Cruz Roja que le permitió viajar a Argentina bajo el nombre de Ricardo Klemens.
Los entresijos de su huida dieron vida a uno de los mayores misterios de la posguerra y crearon una leyenda en torno a la existencia de una red secreta,

En 1961 se realizó en Jerusalén un juicio contra Otto Adolf Eichmann , nacido en Solingen en 1906, quien fue uno de los principales oficiales nazis en lo que tiene relación con la administración de la ‘cuestión judía’ durante la Segunda Guerra. Cumpliendo diferentes roles dentro de su partido, Eichmann -capturado por un comando israelí en Buenos Aires y trasladado a Israel para el proceso- había estado en contacto con las comunidades judías desde el año 1939, y desde 1942

participó más o menos directamente en la administración de la ‘Solución Final’.

Eichmann asume la responsabilidad de promover la expulsión de los judíos checos del Protectorado de Bohemia y Moravia y crea una Oficina Central para la Emigración Judía en Praga. Reichsführer-SS y el Jefe de la policía alemana Heinrich Himmler establece la Oficina Central de Seguridad del Reich (RSHA), la agencia a la que Hitler encomendaría la coordinación de la aniquilación de los judíos europeos. Eichmann dirige la Oficina Central del Reich para la Emigración Judía en Berlín (Reichzentrale für jüdische 1940
Eichmann asume la dirección de la sección IV D 4 de la Oficina Central de Seguridad del Reich (RSHA) “Emigración y Evacuación” y en octubre organiza la deportación de casi 7.000 judíos de Baden y Saarpfalz a zonas de Francia no ocupadas. Enero – Diciembre de 1941
Hitler, Himmler, Heydrich y otros jerarcas toman la decisión de aniquilar físicamente a los judíos de Europa. Marzo de 1941
Eichmann asume la dirección de la sección IV B 4 de la RSHA (Asuntos Judíos o Judenreferat). Desde este cargo, Eichmann cumple un papel crucial en la deportación de más de un millón y medio de judíos de toda Europa a centros y campos de exterminio. Otoño de 1941
Eichmann es nombrado SS-Obersturmbannführer (teniente coronel) y participa en conversaciones en las que los jerarcas nazis planean el exterminio de los judíos europeos. 20 de enero de 1942
Reinhard Heydrich convoca la Conferencia de Wannsee, donde presenta sus planes para coordinar una “Solución final para el problema judío” que abarque toda Europa a los jerarcas de los ministerios del Reich y el partido nazi. Eichmann, que asiste a la conferencia y prepara los documentos preliminares, cumplirá una función crucial en la implementación de esta “Solución Final”. Eichmann y sus asistentes organizan la deportación de los judíos del llamado Gran Imperio Alemán, Eslovaquia, los Países Bajos, Francia, Bélgica y Croacia a campos de exterminio en la Polonia ocupada por los alemanes, principalmente Auschwitz-Birkenau. 1943-1944
Eichmann y sus asistentes organizan la deportación de los judíos de Grecia, el norte de Italia y Hungría, principalmente al campo de exterminio Auschwitz-Birkenau.

La condena a muerte fue ejecutada a medianoche del día 1 de junio de 1962 en la Prisión de Ramleh. El cadáver de Adolf Eichmann fue incinerado y sus cenizas esparcidas en el mar Mediterráneo.

Oficialmente, Eichmann ha sido la única persona ejecutada por la Justicia israelí.

Pero eso no fue así para todo el mundo, para algunos judíos a los que les tocó sufrir la furia nazi, era el momento de tomarse la revancha. Comenzaron, bajo el amparo del gobierno israelí en unas ocasiones y por iniciativa propia en otras, lo que dieron en llamar, la caza del nazi.

Fue la más grande y violenta danza de la muerte de todos los tiempos. Así lo escribió Adolf Eichmann en una de las 1.200 páginas que integran sus memorias sobre uno de los capítulos más oscuros de la historia: el Holocausto.

PRESIDENTE NACIONAL
PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE PSC
HISTORIADOR TEOLOGO ESCRITOR CRISTIANO
TELFAX: 505 22493460 . 505 .88827758
EMAIL: PSCNICARAGUA@HOTMAIL.COM
MANAGUA NICARAGUA

Francisco Jiménez

Los dueños del sistema

El poder oculto: de donde nace la impunidad de Israel
por Manuel Freytas

La gran complicidad internacional con las masacres periódicas israelíes no se gestan por miedo a Israel, sino por miedo a lo que representa el Estado judío. Israel es el símbolo más emblemático, la patria territorial del sionismo capitalista que controla el mundo sin fronteras desde los directorios de los bancos y corporaciones trasnacionales. Israel, básicamente, es la representación nacional de un poder mundial sionista que es el dueño del Estado de Israel tanto como del Estado norteamericano, y del resto de los Estados con sus recursos naturales y sistemas económico-productivos. Y que controla el planeta desde los bancos centrales, las grandes cadenas mediáticas y los arsenales nucleares militares.
Globalización económica
Vigilancia sobre los pueblos

El poder oculto
Israel, es la más clara referencia geográfica del sistema capitalista trasnacionalizado que controla desde gobiernos hasta sistemas económico productivos y grandes medios de comunicación, tanto en los países centrales como en el mundo subdesarrollado y periférico.
El Estado judío, más allá de su incidencia como Nación, es el símbolo más representativo de un poder mundial controlado en sus resortes decisivos por grupos minoritarios de origen judío, y conformado por una estructura de estrategas y tecnócratas que operan las redes industriales, tecnológicas, militares, financieras y mediáticas del capitalismo trasnacional extendido por los cuatro puntos cardinales del planeta.
Con una población de alrededor de 7,35 millones de habitantes, Israel es el único Estado judío del mundo.
Pero cuando hablamos de Israel, hablamos (por extensión) de la referencia más significante de un sistema capitalista globalizado que controla gobiernos, países, sistemas económicos productivos, bancos centrales, centros financieros, arsenales nucleares y complejos militares industriales.
Cuando hablamos de Israel, hablamos antes que nada de un diseño estratégico de poder mundial que lo protege, interactivo y totalizado, que se concreta mediante una red infinita de asociaciones y vasos comunicantes entre el capital financiero, industrial y de servicios que convierte a los países y gobiernos en gerencias de enclave.
El lobby sionista que sostiene y legitima la existencia de Israel, no es un Estado en el lejano Medio Oriente, sino un sistema de poder económico planetario (el sistema capitalista) de bancos y corporaciones trasnacionales con judíos dominando la mayoría de los paquetes accionarios o hegemonizando las decisiones gerenciales desde puestos directrices y ejecutivos.
Quien se tome el trabajo de investigar el nombre de los integrantes de los directorios o de los accionistas de la grandes corporaciones y bancos transnacionales estadounidenses y europeos que controlan desde el comercio exterior e interior hasta los sistemas económico productivos de los países, tanto centrales como «subdesarrollados» o «emergentes», podrá fácilmente comprobar que (en una abrumante mayoría) son de origen judío.
Los directivos y accionistas de las primeras treinta megaempresas trasnacionales y bancos (las más grandes del mundo) que cotizan en el indice Dow Jones de Wall Street, son mayoritariamente de origen judío.
Megacorporaciones del capitalismo sin fronteras como Wal-Mart Stores, Walt Disney, Microsoft, Pfizer Inc, General Motors, Hewlett Packard, Home Depot, Honeywell, IBM, Intel Corporation, Johnson & Johnson, JP Morgan Chase, American International Group, American Express, AT & T, Boeing Co (armamentista), Caterpillar, Citigroup, Coca Cola, Dupont, Exxon Mobil (petrolera), General Electric, McDonalds, Merck & Co, Procter & Gamble, United Technologies, Verizon, Nike, Nestlé, Danone, son controladas y/o gerenciados por capitales y personas de origen judío.
Estas corporaciones representan la crema de la crema de los grandes consorcios trasnacionales judeo sionistas que, a través del lobby ejercido por las embajadas estadounidenses y europeas, dictan y condicionan la política mundial y el comportamiento de gobiernos, ejércitos, o instituciones mundiales oficiales o privadas.
Son los amos invisibles del planeta: los que manejan a los países y a presidentes por control remoto, como si fueran títeres de última generación.
Quien investigue con este mismo criterio, además, los medios de comunicación, la industria cultural o artística, cámaras empresariales, organizaciones sociales, fundaciones, organizaciones profesionales, ONGs, tanto en los países centrales como periféricos, se va a sorprender de la notable incidencia de personas de origen judío en sus más altos niveles de decisión.
Las tres principales cadenas televisivas de EEUU (CNN, ABC, NBC y Fox) , los tres principales diarios (The Wall Street Journal, The New York Times y The Washington Post) están controlados y gerenciados (a través de paquetes accionarios o de familias) por grupos del lobby judío, principalmente neoyorquino.
Asimismo como las tres más influyentes revistas (Newsweek, Time y The New Yorker), y consorcios hegemónicos de Internet como Time-Warner (fusionado con América on Line) o Yahoo, están controlados por gerenciamiento y capital judío que opera a nivel de redes y conglomerados entrelazados con otras empresas.
Colosos del cine de Hollywood y del espectáculo como The Walt Disney Company, Warner Brothers, Columbia Pictures, Paramount, 20th Century Fox, entre otros, forman parte de esta red interactiva del capital sionista imperialista.
La concentración del capital mundial en mega-grupos o mega-compañías controladas por el capital sionista, en una proporción aplastante, posibilita decisiones planetarias de todo tipo, en la economía, en la sociedad, en la vida política, en la cultura, etc., y representa el aspecto más definitorio de la globalización impuesta por el poder mundial del sistema capitalista imperial.
El objetivo central expansivo de este capitalismo sionista trasnacionalizado es el control y el dominio (por medio de las guerras de conquista o de «sistemas democráticos) de recursos naturales y sistemas económico - productivos, en un accionar que sus defensores y teóricos llaman “políticas de mercado”».
El capitalismo transnacional, a escala global, es el dueño de los estados y sus recursos y sistemas económico- productivos, no solamente del mundo dependiente, sino también de los países capitalistas centrales.
Por lo tanto los gobiernos dependientes y centrales son gerencias de enclave (por izquierda o derecha) que con variantes discursivas ejecutan el mismo programa económico y las mismas líneas estratégicas de control político y social.
Este capitalismo transnacional «sin fronteras» del lobby sionista que sostiene al Estado de Israel se asienta en dos pilares fundamentales: la especulación financiera informatizada (con asiento territorial en Wall Street ) y la tecnología militar-industrial de última generación (cuya expresión máxima de desarrollo se concentra en el Complejo Militar Industrial de EEUU).
El lobby sionista internacional, sobre el cual se asientan los pilares existenciales del Estado de Israel, controla desde gobiernos, ejércitos, policías, estructuras económicos productivas, sistemas financieros, sistemas políticos, estructuras tecnológicas y científicas, estructuras socio-culturales, estructuras mediáticas internacionales, hasta el poder de policía mundial asentado sobre los arsenales nucleares, los complejos militares industriales y los aparatos de despliegue militar de EEUU y de las potencias centrales.
A ese poder, y no al Estado de Israel, es al que temen los presidentes, políticos, periodistas e intelectuales que callan o deforman a diario los genocidios de Israel en Medio Oriente temerosos de quedar sepultados de por vida bajo la lápida del «antisemitismo».
El lobby imperial.
El lobby sionista pro-israelí, la red del poder oculto que controla Casa Blanca, el Pentágono y la Reserva Federal no reza en las sinagogas sino en la Catedral de Wall Street. Un detalle a tener en cuenta, para no confundir la religión con el mito y el negocio.
Cuando se refieren al lobby sionista (al que llaman lobby pro-israelí) la mayoría de los expertos y analistas hablan de un grupo de funcionarios y tecnócratas, en cuyas manos está el diseño y la ejecución de la política militar norteamericana.
A este lobby de presión se le atribuye el objetivo estratégico permanente de imponer la agenda militar y los intereses políticos y geopolíticos del gobierno y el Estado de Israel en la política exterior de EEUU.
Como definición, el lobby pro-israelí es una gigantesca maquinaria de presión económica y política que opera simultáneamente en todos los estamentos del poder institucional estadounidense: Casa Blanca, Congreso, Pentágono, Departamento de Estado, CIA y agencias de la comunidad de inteligencia, entre los mas importantes.
Por medio de la utilización política de su poder financiero, de su estratégica posición en los centros de decisión, los grupos financieros del lobby ejercen influencia decisiva en la política interna y externa de EEUU, la primera potencia imperial, además de su papel dominante en la financiación de los partidos políticos, de los candidatos presidenciales y de los congresistas.
A nivel imperial, el poder financiero del lobby se expresa principalmente por medio de la Reserva Federal de EEUU, un organismo clave para la concentración y reproducción del capital especulativo a nivel planetario.
El corazón del lobby sionista estadounidense es el poderoso sector financiero de Wall Street que tiene directa implicancia y participación en el nombramiento de funcionarios claves del gobierno de EEUU y de los órganos de control de política monetaria e instituciones crediticias (nacional e internacional) con sede en Washington y Nueva York.
Los organismos económicos financieros internacionales como la OCDE, el Banco Mundial, el FMI, están bajo directo control de los bancos centrales y de los gobiernos de EEUU y de las potencias controladas por el lobby sionista internacional (Gran Bretaña, Alemania, Francia, Japón, entre las más relevantes).
Organizaciones y alianzas internacionales como la ONU, el Consejo de Seguridad y la OTAN están controlados por el eje sionista USA-Unión Europea cuyas potencias centrales son las que garantizan la impunidad de los exterminios militares de Israel en Medio Oriente, como sucedió con la última masacre de activistas solidarios con el pueblo de Gaza.
Las principales instituciones financieras del lobby (Goldman Sachs, Morgan Stanley, Lehman Brothers, etc) y los principales bancos (Citigroup, JP Morgan y Merrill Lynch, etc), influyen decisivamente para el nombramiento de los titulares de la Reserva Federal, el Tesoro, y la secretaría de Comercio, además de los directores del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.
El mito del «antisemitismo»
A este fenómeno de «poder capitalista mundial» judío, y no a Israel, es lo que temen los presidentes, políticos, periodistas, e intelectuales que evitan puntillosamente condenar o nombrar los periódicos genocidios militares de Israel en Gaza, repitiendo lo que ya hicieron durante la masacre israelí en Libano en el 2006.
La gran complicidad internacional con las masacres periódicas israelíes no se gestan por miedo al Estado de Israel sino por miedo a lo que representa el Estado de Israel.
No se trata de Israel, un Estado sionista más, sino del «Gran Israel», la patria del judaísmo mundial (con territorio robado a los palestinos), de la cual todos los judíos del mundo se sienten sus hijos pródigos desperdigados por el mundo.
No se trata de Israel, sino de las poderosas organizaciones y comunidades judías mundiales que apoyaron en bloque el genocidio militar de Israel en Gaza, que utilizan su poder y «escala de prestigio» (construida mediante su victimización histórica con el Holocausto) para convertir en un leproso social al que se atreva criticar o a levantar la voz contra el exterminio militar israelí en Gaza.
Los gobiernos del mundo capitalista, los periodistas, intelectuales, organizaciones sindicales y sociales no le temen a Israel, sino a su lapidación social como «antisemita» (mote que se le otorga al que enfrenta y/o denuncia al sionismo judío).
No le temen al Estado de Israel, sino a los hijos de Israel camuflados en los grandes centros de decisión del poder mundial, sobre todo económicos-financieros y mediático-culturales.
Los políticos, intelectuales y periodistas del sistema no temen a Israel, sino que temen a los medios, organizaciones y empresas judías, y a su influencia sobre los gobiernos y procesos económicos-culturales del sistema sionista capitalista extendido por todos los países a escala planetaria.
En definitiva temen que las empresas, las universidades, las organizaciones y las fundaciones internacionales sionistas que financian y o promocionan sus ascensos y puestos en la maquinaria del sistema los declaren «antisemitas» y los dejen sin trabajo, sin vacaciones y sin jubilación.
Esa es la causa principal que explica porque los intelectuales, académicos y periodistas del sistema viven elucubrando sesudos análisis de la «realidad» política, económica y social sin la presencia de la palabra judío o del sistema capitalista que paga por sus servicios.
Si bien hay un grupo de intelectuales y de militantes judíos de izquierda (entre ellos Chomsky y Gelman, entre otros) que condenaron y protestaron contra el genocidio israelí en Gaza, la mayoría abrumante de las comunidades y organizaciones judías a escala planetaria apoyaron explícitamente la masacre de civiles en Gaza argumentando que se trataba de una «guerra contra el terrorismo».
A pesar de que Israel no invadió ni perpetró un genocidio militar en Gaza con la religión judía, sino con aviones F-16, misiles, bombas de racimo, helicópteros Apache, tanques, artillería pesada, barcos, sistemas informatizados, y una estrategia y un plan de exterminio militar en gran escala, quien cuestione esa masacre es condenado por «antisemita» por el poder judío mundial distribuido por el mundo.
A pesar de que el lobby judío sionista que controla Israel, tanto como la Casa Blanca, el Tesoro y la Reserva Federal de EEUU no reza en las sinagogas sino en la Catedral de Wall Street, el que lo critique es tildado de inmediato como «antisemita» o «nazi» por las estructuras mediáticas y culturales controlados por el poder judío mundial.
Las campañas de denuncia de antisemitismo con las que Israel y las organizaciones judías buscan neutralizar a las criticas contra la masacre, abordan la cuestión como si el sionismo judío (sostén del estado de Israel) fuera una cuestión «racial» o religiosa, y no un sistema de dominio imperial que abarca interactivamente el plano económico, político, social y cultural, superando la cuestión de la raza o de las creencias religiosas.
El lobby sionista no controla el mundo con la religión: lo maneja con bancos, trasnacionales, hegemonía sobre los sistemas económicos-productivos, control sobre los recursos naturales, control de la red informativa y de manipulación mundial, y manejo de los valores sociales a través de la publicidad, la cultura y el consumo estandarizado y globalizado por los medios de comunicación.
En definitiva, el lobby judío no representa a ninguna sinagoga ni expresión racial, sino que es la estructura que maneja el poder mundial a través del control sobre los centros económicos-financieros y de decisión estratégica del sistema capitalista expandido como civilización «única».
Antes que por la religión y la raza, el lobby sionista y sus redes se mueven por una ideología política funcional: el sionismo capitalista-imperial que antepone el mercado, la concentración de riqueza, la «política de negocios», a cualquier filosofía que roce las nociones del «bien» o del «mal» entendidos dentro de parámetros sociales.
Entonces: ¿De qué hablan cuando hablan de «antisemitismo» o de «anti-judaismo religioso? ¿En que parámetros referenciales se basa la condición de antisemita»? ¿Quién es antisemita? ¿Quién critica a los judíos por su religión o por su raza en las sociedades del mundo?
A lo sumo, a los judíos, como está probado en la realidad social de cualquier país, no se los critica por su religión o condición racial sino por su apego excesivo al status del dinero (también cultivado por otras colectividades) y a integrar estructuras o jerarquías de poder dentro de un sistema injusto de opresión y de explotación del hombre por el hombre, como es el sistema capitalista.
Salvo los grupos minoritarios de fanáticos y racistas que sólo se representan a sí mismos, en las sociedades (salvo el nazismo alemán y algunas excepciones) casi nunca hubo «persecución religiosa o racial» del judío, si no que hubo una asociación del judío con la «peor cara del capitalismo», representada en el sistema económico-financiero especulativo.
En resumen
El lobby sionista que protege al Estado de Israel (por «derecha» y por «izquierda») esta conformado por una estructura de estrategas y tecnócratas que operan las redes industriales, tecnológicas, militares, financieras y mediáticas del capitalismo trasnacional extendido por los cuatro puntos cardinales del planeta.
Sus redes se expresan a través de una multiplicidad de organizaciones dedicadas a promover el actual modelo global, entre las que se cuentan principalmente: The Hudson Institute, The RAND Corporation, The Brookings Institution, The Trilateral Commission, The World Economic Forum, Aspen Institute, American Enterprise Institute, Deutsche Gesellschaft für Auswärtigen Politik, Bilderberg Group, Cato Institute, Tavestock institute, y el Carnegie Endowment for International Peace, entre otros.
Todos estos think tanks o «bancos de cerebros», reúnen a los mejores tecnócratas, científicos y estudiosos en sus respectivos campos, egresados de los las universidades de EEUU, Europa y de todo el resto del mundo.
El lobby no responde solamente al Estado de Israel (como afirman los analistas de la «cara derechista» de los neocons) sino a un poder mundial sionista que es el dueño del Estado de Israel tanto como del Estado norteamericano, y del resto de los Estados con sus recursos naturales y sistemas económico-productivos.
El lobby no solamente está en la Casa Blanca sino que abarca todos los niveles de las operaciones del capitalismo a escala trasnacional, cuyo diseño estratégico está en la cabeza de los grandes charmans y ejecutivos de bancos y consorcios multinacionales que se sientan en el Consenso de Washington y se reparten el planeta como si fuera un pastel.
Ni la izquierda ni la derecha partidaria hablan de este poder «totalizado» por la sencilla razón de que ambas están fusionadas (a modo de alternativas falsamente enfrentadas) a los programas y estrategias del capitalismo trasnacional que controla el planeta.
Por lo tanto, y mientras no se articule un nuevo sistema de comprensión estratégica (una «tercera posición» revolucionaria del saber y el conocimiento) el poder mundial que controla el planeta seguirá perpetuándose en las falsas opciones de «izquierda» y «derecha».
Y el lobby judío de «derecha» de los republicanos conservadores seguirá sucediendo al lobby judío «de izquierda» de los demócratas liberales en una continuidad estratégica de las mismas líneas rectoras del Imperio sionista mundial.
Y las masacres del Estado de Israel seguirán, como hasta ahora, impunes y protegidas por las estructuras del sistema de poder mundial sionista capitalista que lo considera como su «patria territorial».

ABEL REYES TELLEZ

AUSCHWITZ FUE EL UMBRAL DE LA MUERTE


El antiguo campo de concentración de Auschwitz, situado a unos 60 kms de Cracovia, está ubicado en un paisaje pantanoso. Las SS escogieron un antiguo cuartel de la monarquía austro-húngara para emplazar allí el campo, debido a la situación favorable de las vías de comunicación.

La creación del campo principal Auschwitz I fue decidida por las SS en febrero de 1940 sobre antiguos emplazamientos de cuarteles polacos, vacíos desde que la región fue anexionada por el Reich. Los primeros prisioneros polacos llegaron en junio de 1940. Auschwitz fue al principio un campo de concentración y de trabajos forzados. El campo concentró a políticos e intelectuales opuestos al régimen nazi antes de recoger prisioneros de guerra soviéticos, criminales alemanes, prisioneros políticos, así como «elementos asociales

En la puerta de entrada a uno de los diversos campos que componían el complejo (Auschwitz se puede leer el lema en alemán (ARBER MACHT FREI el trabajo os hace libres) con el que eran recibidos los deportados por las fuerzas SS que custodiaban el centro durante el periodo de funcionamiento, desde su apertura en mayo de 1940 hasta el 27 de enero de 1945,

El complejo de campos de concentración de Auschwitz fue el más grande que creó el régimen nazi. Incluía tres campos principales; en todos ellos los prisioneros eran utilizados para realizar trabajos forzados. Uno de los campos también funcionó durante mucho tiempo como campo de exterminio. Los campos estaban ubicados aproximadamente 59 kilómetros al oeste de Cracovia, cerca de la frontera germano-polaca de antes de la guerra, en la Alta Silesia, un área anexada por la Alemania Nazi en 1939 después de invadir y conquistar Polonia. Las autoridades de las SS crearon tres grandes campos principales cerca de la ciudad polaca de Oswiecim: Auschwitz I en mayo de 1940, Auschwitz II (también denominado Auschwitz-Birkenau) a comienzos de 1942 y Auschwitz III (también llamado Auschwitz-Monowitz) en octubre de 1942.

Los alemanes crearon una serie de instalaciones de detención para encarcelar y eliminar a los “enemigos del estado.” La mayoría de los prisioneros en los primeros campos de concentración era comunistas alemanes, socialistas, social demócratas,

gitanos), testigo de Jehova, homosesuales clérigos cristianos, y personas acusadas de comportamiento “asocial” o anormal. Después de la invasión alemana de la Unión Soviética en junio 1941, los nazis aumentaron el numero de campos de prisioneros de guerra. Algunos de los campos fueron construidos dentro de campos de concentración ya existentes, como en Auschwitz en la Polonia ocupada. El campo de Lublin, luego conocido como Majdanek, fue creado en el otoño de 1941 como un campo de prisioneros de guerra y fue convertido en campo de concentración en 1943. Miles de prisioneros de guerra soviéticos fueron fusilados o gaseados ahí.

En el momento de liberar el campo de Auschwitz, se encontraron 7.000 Kg. de cabellos humanos, que los análisis detectaron restos de cianuro (componente del Ziklon B), esto quiere decir que luego de gasear a ancianos (antes de meterlos en el crematorio), mujeres y niños les cortaban el pelo y las fabricas alemanas lo utilizaban para hacer ropa.

en el campo principal un edificio formado por una cámara de gas y un crematorio compuesto por tres hornos. Ésta instalación funcionó desde 1941 a 1942, antes de ser transformada en bunker para protección en caso de ataque aéreo. Por esta razón, el edificio no fue destruido por los nazis. El horno crematorio actualmente visible, fue reconstruido después de la guerra a partir de los materiales originales que quedaron en el terreno. En 1942, el campo vio la llegada de las primeras mujeres. Entre abril 1943 y mayo de 1944, las mujeres judías sirvieron de cobayas para los experimentos

Auschwitz es la personificación de las atrocidades del siglo XX. Representa el lugar en donde se llevó a cabo un genocidio planificado y organizado hasta los más mínimos detalles. Las víctimas no fueron enterradas, sino calcinadas. Sus cenizas fueron esparcidas sobre los campos colindantes.
Nuestros recursos lingüísticos no alcanzan a describir todas las crueldades a las que fueron sometidos tantos inocentes: hombres, mujeres y niños, en este lugar de horror. No sólo fueron asesinados brutalmente, sino que miles de ellos murieron de hambre, y muchos fueron obligados a trabajos forzados bajo condiciones infrahumanas, hasta morir de agotamiento.

Lo que hoy en día queda del Campo y sus instalaciones sólo logra transmitirnos ínfimamente el sufrimiento de cientos de miles de personas. Hoy en día nadie que jamás haya estado en un Campo de Concentración podría creer y menos aún comprender las crueldades cometidas por los nazis en Auschwitz.

En Birkenau sólo se encontraban internadas unas pocas presas políticas alemanas, de forma que el campo disponía de muy pocas “funcionarias”. La mayoría de las funcionarias del campo eran prostitutas alemanas. También había unas pocas judías (p. ej. algunas judías eslovacas) que disfrutaban de un estatus especial. Se trataba de una minoría, ya que tanto los judíos como los gitanos y los eslavos eran catalogados de "Untermenschen" (seres humanos inferiores) dentro de la estructura social de la S.S.; es decir, para la S.S. no formaban parte de la sociedad humana.
El sufrimiento de las presas en los barracones abarrotados todavía era mayor, si cabe, que el de los hombres. No sólo por la falta de espacio, sino también por las medidas e instalaciones sanitarias insuficientes, los constantes registros, y los malos tratos perpetrados por el personal de guardia de la S.S.

Muchas de las mujeres-guardias de la S.S. igualaban en crueldad y en dureza a sus colegas masculinos. Incluso competían por ser los/las más crueles en el trato con los presos. Especialmente temida era la jefa de vigilancia del campo de mujeres, María Mandel, que también tomaba parte en las selecciones.

Las mujeres física y psíquicamente se derrumbaban antes que los hombres, convirtiéndose por ello también antes en un “musulmán” (así llamaba la S.S. a los prisioneros que tenían un aspecto sumamente demacrado y ya no podían realizar trabajos duros). La media de esperanza de vida de las mujeres en el campo era en un 50% inferior a la de los hombres.

Sólo la esperanza de vida de aquellas mujeres que formaban parte de los "buenos comandos de trabajo" era superior (p. ej. en la cocina, en la sastrería, de asistenta en la familia del comandante, de escritora en la sección política, etc.) Todas las demás presas tenían que realizar, al igual que los hombres, los trabajos más penosos.

Las mujeres también estaban obligadas a prestarse a experimentos pseudomédicos. Destacaban especialmente por su crueldad los médicos Dr. Schumann (esterilización con rayos X), Dr. Clauberg (esterilización con preparados químicos, inseminación artificial de las mujeres, castración de los hombres) y Dr. Mengele (experimentación con gemelos, investigación racial en gitanos y enanos).
Musulmanes

El “musulmán” ya no era dueño de su propio cuerpo. Le salían edemas y úlceras, estaba sucio y olía mal. El aspecto físico de un musulmán se describía de éste modo: Extremadamente delgado, la mirada apagada, la expresión indiferente y triste, los ojos profundamente hundidos, el color de la piel gris pálido; la piel se iba haciendo transparente y seca, como de papel, y terminaba pelándose. El pelo se volvía duro y tieso, sin brillo, y se partía con facilidad. La cabeza parecía aún más alargada al sobresalir los pómulos y las órbitas de los ojos. También las actividades mentales y las emociones sufrían un retroceso radical. El preso perdía la memoria y su capacidad de concentración. Todo su ser se concentraba en una sola meta -su alimentación. Las alucinaciones provocadas por el hambre disimulaban el hambre atormentadora. Sólo registraba lo que se le ponía directamente delante de los ojos y sólo oía cuando le gritaban. Se resignaba sin resistencia alguna a los golpes. En la última fase, el preso ya ni siquiera sentía ni hambre ni dolores. El “musulmán” moría en la miseria, cuando ya no aguantaba más. Personificaba la muerte en masa, la muerte por inanición, el asesinato psíquico y el abandono, un muerto ya en vida.

Los presos temían el ingreso en la enfermería, puesto que tenían que contar con “la inyección letal”, incluso cuando sólo sufrían “una enfermedad leve”. “La inyección letal” significaba ser asesinado con una inyección de fenol de 10 ccm, inyectada directamente en el corazón. Las víctimas morían en el acto. Con ese método de asesinato se empezó en agosto de 1941. Las inyecciones de fenol en la mayoría de los casos las administraban los sanitarios Josef Klehr y Herbert Scherpe, así como los presos iniciados Alfred Stössel y Mieczyslaw Panszcyk. Los presos, al igual que los niños seleccionados para la inyección letal, tenían que presentarse en el bloque 20 del campo central. Allí se les llamaba de uno en uno y se les mandaba sentarse en una silla del ambulatorio. Dos presos sujetaban las manos de las víctimas, un tercero les vendaba los ojos. Acto seguido, Klehr introducía la aguja en el corazón y vaciaba la jeringuilla. Así morían entre 30 y 60 personas a diario.

Hoy en día el campo de concentración de Auschwitz es un museo declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO y uno puede visitar los lagers y las instalaciones reformadas que quedaron en pie tras la derrota de los nazis.

De los cuatro campos de concentración que existían en la zona quedan dos en pie y pueden visitarse: Auschwitz I y Auschwitz-Birkenau.

Genocidio que, a modo de cámara de gas y trabajos forzados, implantaron los nazis y todavía la palabra Auschwitz causa terror a todo ser humano con un mínimo de sentido humano en sus carnes.

El principal, Auschwitz I, lee en su puerta la cruel y famosa frase “Arbeit macht Frei” (el trabajo hace libres). Por aquí desfilaban los presos bajo una marcha militar para facilitar el recuento cada día tras volver de sus trabajos forzados.

ABEL REYES TELLEZ

PRESIDENTE NACIONAL

PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE PSC

EMAIL.PSCNICARAGUA@HOTMAIL.COM

Rhay

Sobre todo si eres palestina, monina...

Lo bien pagados que os debe tener el Mossad, de verdad...

Julia Escobar

Pues no, ricura, creo que a los mejores profesionales de la cosa los juzgaron en Nuremberg, a no ser que tú me des la dirección de alguno de sus discípulos.
Julia

Rhay

Julia, ¿has buscado ya un profesional que te ayude con esa islamofobia que tienes, guapa?

Julia Escobar

Gracias, Abel, por su exhaustiva y necesaria información. Espero que la lean con detenimiento los preclaros comentaristas israelófobos=judeófobos.
Julia

ABEL REYES TELLEZ

ANTISEMITISMO ODIO CONTRA LOS JUDIOS

El término semistas se usa en forma exclusiva para referirse a la hostilidad contra los judíos.

El antisemitismo es un término que hace referencia al prejuicio o la hostilidad abierta hacia los judios como grupo generalizado. Suele manifestarse en una combinación de prejuicios de tipo relijioso, raciales, culturalesy ednicos.

En Francia, a partir de 1.895 el célebre caso Dreyfus muestra la importancia del antisemitismo. Un capitán del ejército, Alfred Dreyfus, fue acusado de espionaje. Era judío: por lo tanto, debía ser culpable. El ejército rechazará durante años reconocer su inocencia, llegando hasta el punto de poner en libertad al auténtico culpable y de elaborar pruebas falsas contra Dreyfus. Los partidarios de Dreyfus sostuvieron una intensa lucha, consiguiendo que se le declarara inocente a comienzos del siglo XX.

Efectivamente, la persecución de los judíos, por el mero hecho de ser judíos, no es ningún mito, sino una verdad histórica irrefutable. El judaísmo es una religión y, a la vez, una cultura y unas costumbres. Practicar esta religión y estas costumbres no ha sido fácil. Todo empezó en la antigüedad más remota, con el patriarca Abraham arribando a Canaán, hoy Israel, tal como cuenta la Biblia. Después la huida a Egipto hasta su vuelta a Canaán, la tierra prometida.

Hitler retomó el antiguo antisemitismo y le añadió oscuras teorías autodenominadas "científicas" que probaban la superioridad de la autotitulada "raza aria" (y con ella, de todos los alemanes) sobre la "raza judía". Para ello se apoyaba en las teorías, bastante confusas, enunciadas en particular por el francés Gobineau, en el siglo XIX. Hitler entró en contacto con el antisemitismo existente en Viena cuando era joven: Hitler, sin oficio, sin alojamiento, vagabundo, deberá en aquellos tiempos refugiarse en un asilo para transeúntes. Es en esta época cuando entrará en contacto con periódicos antisemitas. Todo su odio se proyectará desde entonces contra los judíos.

Hitler compara continuamente a los judíos con "parásitos" de los que hay que desembarazarse. Afirma que hay una "sangre alemana" y una "sangre judía" (lo que científicamente es absurdo) y que es necesario purificar a Alemania del judaísmo. el nacimiento del antisemitismo como corriente de pensamiento moderna está ligado a la eclosión de los nacionalismo en el siglo XIX europeo, que tuvieron como bandera común la idea "un pueblo, un estado" y que está en el origen del concepto de Estado-nación. Al calor de esa idea se formaron diversos estados europeos, surgidos del desmembramiento de los imperios o bien a través de la unificación de estados con similar cultura y lengua (como Italia y Alemania).

El antisemitismo ha adoptado formas diversas a lo largo del tiempo (no siempre reconocidas como tal), muchas veces incongruentes entre sí:

Los judíos fueron acusados por los nacionalistas de ser generadores del comunismo; por los comunistas de regir el capitalismo. Si viven en países no judíos, son acusados de dobles lealtades; si viven en el país judío, de ser racistas. Cuando gastan su dinero, se les reprocha ser ostentosos; cuando no lo gastan, ser avaros. Son tildados de cosmopolitas sin raíces o de chauvinistas empedernidos. Si se asimilan al medio, se les acusa de quintacolumnistas, si no, de recluirse en sí mismos. quienes tienen un sentimiento extremo contra Israel también resultaron ser antisemitas. Por su parte, los defensores de Israel aceptan generalmente como perfectamente legítima la crítica a las políticas de Israel, siempre que sean como las que se efectúan a cualquier otro gobierno; pero, cuando se trata de una postura antiisraelí extrema (como negar de forma más o menos explícita el derecho a la existencia de dicho Estado, tal y como hace el antisionismo lo consideran con frecuencia una forma moderna de antisemitismo (o judeofobia),

antisionismo propone acciones que llevarían a la muerte de millones de judíos. Por ello en el mundo las dos expresiones de odio.

Tristes tiempos corrieron para el antisemitismo después de la Segunda Guerra Mundial. El Holocausto lo desacreditó tan despiadadamente que tuvo que replegarse durante varios decenios. Pero, como era de esperar, no desapareció. Los que, como servidor, habían vivido en carne propia el socialismo real, sabían que en la sombra prohibitiva del marxismo-leninismo sobrevivía todo tipo de racismo posible. El que más, el odio a los judíos.

En 1945, el holocausto parecía conceder una nueva legitimación al criticado concepto de la historia judía como martirio, si bien esta ruptura de la civilización subrayaba la omnipresencia del padecer a manos del antisemitismo en los 2010 años de historia judía. Ciertamente está claro para los historiadores que la Shoá no fue el resultado de un odio decidido hacia los judíos desde tiempos de la Edad Media que condujo a Auschwitz

El programa del Partido Nazi propugnaba retirar todos sus derechos a los judíos:

La historia de los judíos ha sido, no cabe duda, una trágica historia de persecución, discriminación y segregación.

En la edad media los judíos se convirtieron en el chivo expiatorio de cualquier conflicto y sufrieron las consecuencias: la eliminación física –pogromos–, la segregación en las ciudades –los guetos o juderías–, expulsiones continuas –la diáspora–. Podían haberse salvado con el protestantismo, pero Lutero fue un antisemita convencido, no menos que la Santa Inquisición. En todos estos casos, se les perseguía en nombre de la religión cristiana.

El Holocausto fue la persecución y el asesinato sistemático, burocráticamente organizado y auspiciado por el Estado de aproximadamente seis millones de judíos por parte del régimen nazi y sus colaboradores. "Holocausto" es una palabra de origen griego que significa "sacrificio por fuego". Los nazis, que llegaron al poder en Alemania en enero de 1933, creían que los alemanes eran una "raza superior" y que los judíos, considerados "inferiores", eran una amenaza extranjera para la llamada comunidad racial alemana.

Durante la era del Holocausto, las autoridades alemanas persiguieron a otros grupos debido a su percibida "inferioridad racial.

equipos móviles de matanza) y más adelante, los batallones militarizados de oficiales de la Policía iban detrás de las líneas alemanas para llevar adelante operaciones de asesinato en masa de judíos, romaníes y oficiales del partido comunista y del estado soviético. Las unidades alemanas de las SS y la policía, con el apoyo de unidades de la Wehrmacht y de la Waffen SS, asesinaron a más de un millón de hombres, mujeres y niños judíos junto con cientos de miles de otras personas. Entre los años 1941 y 1944, las autoridades alemanas del régimen nazi deportaron a millones de judíos desde Alemania, los territorios ocupados y los países de muchos de sus aliados del Eje hacia los ghettos.

Durante los últimos meses de la guerra, los guardias de las SS trasladaron a los prisioneros de los campos en tren o en marchas forzadas, también denominadas MARCHAS DE LA MUERTE, en un intento por evitar que los Aliados liberaran a grandes cantidades de prisioneros. A medida que las fuerzas aliadas se trasladaban por Europa en una serie de ofensivas contra Alemania, empezaron a encontrar y liberar a prisioneros de los campos de concentración, así como a los prisioneros que estaban en el camino en marchas forzadas desde un campo hacia otro. Las marchas continuaron hasta el 7 de mayo de 1945, el día en que las fuerzas armadas alemanas se rindieron incondicionalmente a los Aliados. Para los Aliados occidentales, la Segunda Guerra Mundial finalizó en Europa oficialmente al día siguiente, el 8 de mayo (día V-E), mientras que las fuerzas soviéticas anunciaron su “día de la victoria” el 9 de mayo de 1945.

Después del Holocausto, muchos de los sobrevivientes encontraron refugio en los CAMPOS DE REFUGIADOS que administraban las fuerzas aliadas. Entre 1948 y 1951, casi 700 mil judíos emigraron a Israel, incluidos 136 mil judíos refugiados de Europa. Otros judíos refugiados emigraron a Estados Unidos y a otros países. El último campo de refugiados se cerró en 1957. Los crímenes cometidos durante el Holocausto devastaron a la mayoría de las comunidades judías de Europa y eliminaron totalmente a cientos de comunidades judías de los territorios ocupados de Europa Oriental.

El Holocausto fue la persecución y asesinato de seis millones de judíos por parte del gobierno nazi. Todo esto se realizó basado en la creencia que tenían los alemanes de que eran una raza superior, y por tanto, los judíos eran una raza considerada inferior y merecían morir.
Además de judíos, los alemanes también consideraban razas inferiores a los gitanos, los discapacitados y algunos grupos eslavos como polacos y rusos. Por razones políticas otros grupos perseguidos fueron los homosexuales, los testigos de Jehová, los comunistas y los socialistas.
Antes de empezar la Segunda Guerra Mundial, los alemanes ya habían creado campos de concentración para encarcelan a todos los grupos perseguidos.

Durante la guerra, los nazis crearon los ghettos, campos de detención temporal y campos de trabajos forzados. En ellos, forzaban a la población judía a vivir en condiciones realmente miserables. Los aislaban de la población no judía así como de las otras comunidades judías. Los nazis crearon más de 400 ghettos.

Entre 1942 y 1944, los nazis deportaron a millones de judíos desde los territorios ocupados a los campos de exterminio, donde fueron ejecutados en instalaciones diseñadas especialmente para ello.
Los alemanes nazis obligaban a los judíos a realizar trabajos forzados para el gobierno alemán, así como a llevar insignias que los marcaban como judíos.

Estos campos nazis fueron creados exclusivamente para el asesinato en masa de judíos. De hecho, más de tres millones de judíos fueron asesinados en los campos de exterminio, mediante el gas o el fusilamiento.
El primero de estos campos se creó fue Chelmno en 1941 en la parte de Polonia anexada a Alemania.
Dos años después, más de millón y medio de judíos habían sido asesinados.
El campo de exterminio más grande era el de Auschwitz-Birkenau en Polonia, que para la primavera de 1943 ya funcionaba con cuatro cámaras de gas, llegando a matar hasta ocho mil judíos cada día.

ABEL REYES TELLEZ.PRESIDENTE NACIONAL.PARTIDO SOCIAL CRISTIANO NICARAGUENSE PSC .TEOLOGO CRISTIANO.EMAIL.PSCNICARAGUA@HOTMAIL.COM

Francisco Jiménez

...y por cierto Iojanan, te diré que también he estado en ese territorio palestino invadido por ese atajo de sionistas al que tu llamas israel. Y he de reconocer que encontré a judíos muy válidos y buenos, pero algunos de ellos, totalmente lobotomizados y abducidos ideologicamente por sus propios congéneres.
Lamentable...

Francisco Jiménez

Y ademas, con esa soberbia y esa insolencia, tú mismo te descalificas.

Francisco Jiménez

Iojanan tu si que estás sembrao, pero no eres mas que un fachilla(bueeeeno, no puedo poner la mano en el fuego, pero apestas a eso).
Crees que porque hayas soltado unos cuantos de eructos cadenciosos, van a dejar de ser eructos y a dejar de oler a morcilla.
¿intelectual? También hay gente que a los curanderos le llaman médicos.

Marroqui

Pero si Erdogan y Ahmadineyad no son árabes, señora mía. Musulmanes si, pero árabes no. El primero es turco y el segundo es iraní. Ni Turquía ni Irán son países árabes señora. Así que antes de opinar sobre un tema tan sensible, por favor eche un vistazo a la geografía y lee un poco de historia. Y esto no es odio, solamente una rectificación de un ciudadano de Marruecos, que a propósito es un país árabe.

Iojanan

Parece que porque una intelectual no comparte el criterio del progre se la comen los fascistas filo musulmanes.
A uno que no lee demasiado atento o es algo tardío, para él: "hasta Erdogan y Ahmadineyad, árabes y musulmanes siempre han cantado la misma canción" Julia habla de árabes y musulmanes ¿entiendes? árabes, los que son árabes y musulmanes como los iranies o lo turcos que no siendo árabes sí son musulmanes ¿ cierto listillo? Por lo tanto uno menos.
El otro listo del barrio dice que Israel siempre en guerra, efectivamente, siempre, 5 guerras en total de forma abierta, alguna más si incluímos conflictos menores, pero al listo le digo¿ cuantas de esas guerras comenzó Israel? ninguna, niño listo, pero sin empezar las ganó todas y con ello y por derecho de guerra, tal como está a día de hoy Yugoslavia o Serbia , Alemania o la misma Turquia, conquistó territorios que en su pleno derecho son suyos, aunque los devolvió por paz con Egipto y Jordania, los otros qiueren echarlos al mar. Cinco guerras que no eran de broma y que perdieron los musulmanes. A esos territorios les llaman hoy teritorios ocupados. Esa es vuestra verdad, si ganan los moritos a morir los judíos, pero como moritos perder guerra los judíos que nos devuelvan lo que nos conquistaron. Así yo tambien voy a la guerra. A francisco Jimenez: estudia un poco y otro día te das una vuelta.
Para el listo de la clase: ¿ qué los árabes no invadieron España???? Me parece que te faltaron dos meses más en la barriga de mamá. Invadieron no sólo España sino uno a uno todos los países del norte de África y luego España ¿o por qué se llaman árabes sino porque son de arabia?, tanto es así que los bereberes odian a los árabes en líneas generales como los iraníes también odian a los árabes o turcos.
Paciencia Julia, paciencia, estos coyotes están al acecho de todo disidente, hoy los que estamos contra corriente somos los que pensamos distinto a los iletrados, ignorantes que beben de un telediario y ya creen saber todo, luego una siesta y por la noche una conversación con sus colegas sobre la maldad judía. Esa noche ya han hecho su buena obra. No es plan de rebatir a todos los imbéciles del mundo, pero se puede empezar por aquí,en mi blog los tengo a borbotones. Todos sabemos que los animales se mueven por impulsos.Un abrazo para usted y de nuevo paciencia con los ineptos.

Javier

El artículo, más allá del fondo (que comparto), es ponderado en su tono. Nada que ver con los comentarios, que rezuman odio. ¿De dónde viene ese odio? ¿Qué oscuro recoveco del corazón lo inspira? Alguien habla, en un artículo que acabo de leer, de "odio a la excelencia".
Y sobre el escritor Mankell: ante los elogios de gente de la que me fío, decidí leerlo. No pude. A la página doscientas y tantas, tuve que dejarlo de aburrimiento.

Rhay

Mira, Julia, te descalificas a ti misma, qué quieres que te diga.

De verdad que deseo que un médico especialista te cure esa islamofobia enfermiza que tienes. Quizás ese día te darás cuenta de lo atroz de algunos argumentos que defiendes. Créeme que te lo digo por tu bien.

Un saludo.
Rhay.

Julia Escobar

Ánimo, chicos, que estáis sembrados...
Julia

Rhay

Tú sí que eres una "antisemita" y de las peligrosas, perdona. ¿Cómo se puede tener esa islamofobia congénita tan grave y tener la poca vergüenza de llamarnos a los demás "antisemitas"? Debería acudir a un especialista, usted...

Mall

Me encanta el lenguaje elegante y sobre todo respetuoso del artículo. Se retrata él solo

Rhay

A mí me encanta la ignorancia de los sionistas... Erdogan y Ahmadineyad, árabes, ¿verdad? Claro, y los franceses son asiáticos... En fin, que viva la ignorancia...

Francisco Jiménez

¿Atisemitismo puro y duro?
¡Si no hay peor y mas grande antisemita que Israel...!
...¡Si está arrasando con el pueblo Árabe Palestino!, que esos si son verdaderamente semitas.
Israel que en un noventa y tantos por ciento es de origen jázaro-ashkenatzi, o sea un ckoctail genético de origen turco-mongol,sumerio,indoeuropeo-caucasico convertidos al judaísmo.
¿Odio? ¿que odio?¡Es una crítica reaccionaria a la absoluta y descarada impunidad con la que cometen genocidios diariamente contra un pueblo legítimo.
Si se debe de detestar algo sería en todo caso a esa ideología fascista, asesina, xenófoba,mentirosa y manipuladora llamada SIONISMO.
Y esta columna de texto es otro ejemplo de como estos sionazis(y si, estoy utilizando la misma estrategia verbal que ellos) manipulan con los conceptos y adjetivos y con su victimísmo a la opinión pública mas maleable y desinformada(por no decir ignorante).

Nemigo

Pero esa liberalidad al hablar de otros países se termina al llegar a Israel
http://www.elmundo.es/elmundo/2010/06/07/comunicacion/1275933929.html

Nemigo

que en el palestina había árabes y judios? Claro y también cristianos. Pero eso desde hace cientos de años. Pero todo eso qué tiene que ver con la "aceptación" de un estado judio en cisjordania? Cuando se planteó una ubicación para los judios se habló también de madagascar. Quizá allí habría otros grupos sociales a los que NO se colsultaría

Los árabes invadieron españa? Pero eso cuando fue? No sería musulmanes, más que árabes? No vaya a ser como algún presunto intelectual que habla precisamente de esos "árabes" y de su superioridad cultural porque tenían baños públicos. Por cierto, no les llama él árabes sino andaluces (sic)

Nadie descubrió ninguna barbarie nazi. Siempre se ha sabido lo que ocurría en los campos de exterminio nazi. Lo sabía el vaticano y la cruz roja internacional. Estos últimos llegaron incluso a inspeccionar CAMPOS DE CONCENTRACIÓN y exterminio y dijeron que todo estaba ok. El gobierno suizo colaboró con los nazis dejando pasar trenes con prisioneros a los campos de concentración y colaboró con los nazis para ocultar lo robado a esos mismos prisioneros. Como no han tenido más remedio que reconocer y pagar

Dejémonos de tonterias. Israel recibió un territorio para gestionar. Ha sido un fracaso. Guerra tras guerra e ilegalidad tras ilegalidad. Pero oiga: son ellos los que bombardean población civil, falsifican pasaportes para cometer terrorismo de estado y asaltan buques en aguas internacioneles. Decir chorradas como que se es antisemita por contar las verdades del barquero es de traca

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Tus datos

(El nombre y la dirección de correo son obligatorios. La dirección de correo no se mostrará en el comentario.)

Blog powered by Typepad
Miembro desde 11/2005
Mi foto

agosto 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

mis escritos

Álbumes de fotos