« Comida probeta | Inicio | Gucksmann o la ceguera voluntaria »

10/01/2011

Comentarios

Santiago

Y nadie moverá un dedo hasta que no sea demasiado tarde. Cuando una civilización se comporta como la nuestra no sólo está condenada a desaparecer sino que se lo merece, por cobardes e ineptos.

En fin, tú por lo menos cuelgas en tu bitácora este aviso.

Gracias, pero qué pena.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Tus datos

(El nombre y la dirección de correo son obligatorios. La dirección de correo no se mostrará en el comentario.)

Blog powered by Typepad
Miembro desde 11/2005
Mi foto

abril 2017

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

mis escritos

Álbumes de fotos