« Una temporada de cine | Inicio | Shoah (Revisado) »

04/02/2007

Comentarios

javier

Sí, Julia, estoy seguro de que venceremos. Aunque también estoy seguro de que llegaremos al final repletos de amargura. Lo que alguno no veremos jamás es un País Vasco sano. La podredumbre moral se extenderá a lo largo de muchos, muchos, muchos años, después de la pacificación y recuperación de libertades. Y un apunte sobre la Iglesia, más allá del tema vasco: Yo no me creo gran cosa, pero ¿por qué a mí me tienen fuera, y prácticamente me expulsaron por la repugnante hipocresía de tantos de sus miembros que me hicieron invivible el ambiente y todavía me lo hacen? ¿Prefieren a esos cristianos cómodos y que saben muy bien cerrar los ojos a conveniencia? Esos que nunca dirán una mentira literal, pero por omisión, a carretadas. Católico y mentiroso, no digo yo que sean sinónimos, pero se solapan hasta casi confundirse. También mienten otros, claro, no soy tan tonto como para no verlo. Pero esa beatitud autocomplacida, esa seguridad de que van a salvarse... Pienso en lo que decía Cela: que en el más allá habrá muchas sorpresas.

iojanan

El paletismo de los idiotas es desternillante, da sofoco ver a donde ha llegado la estulticia de los políticos vascos y los progres de medio pelo, pero la gente de la calle no está en su senda, o si lo está es un bajo porcentaje, los de infantería quieren vivir día día, tener lo que todos aspiramos, tranquilidad, sosiego, trabajo.Queda por ver si esos mezquinos políticos, tan progres ellos, se aplicaran el cuento y, llegado el caso, permtirían la independencia de cualquier comarca disconforme,¿ o ya no es lo mismo predicar que dar trigo...? Esos necios jefes de tribu sólo producen vómito, vómito que cae directamente en la base de su árbol, el de Guernica.

julia

¡Y qué decir de las tiendas de souvenirs! ¡De esos muñequitos con pañuelo palestino, chapela, ikurriña y garrota!, demostrando así ese paralelismo con el pueblo judío perseguido al que antes he aludido. ¡y la "buena gente burguesa" en las calles poniéndose morados con los pinchos y los chiquitos, contemplando en silencio cómo en la esquina, un montón de gente, con aspecto exaltado y sacando pecho, canta las mismas canciones vascas que, con dos o tres excepciones, se cantaban en el Frente de Juventudes, o en la Sección Femenina! Y mientras tanto,. un grupito de niñatos pata negra profanaba la tumba de Gregorio Ordóñez... Lo más parecido a una estampa de la Alemania nazi.
En cuanto a la Iglesia... una amiga mía, a la que habían matado un familiar, tuvo que marcharse de su ciudad natal porque las monjas en cuyo colegio daba clase no le dieron permiso para asistir a un funeral por las víctimas. La lista es infinita. De pronto, me invade el pesimismo, ¿estás seguro, Javier, de que venceremos?

Enrique

Querida Julia, tiene razón Javier al hablar de la burguesía infame del País Vasco. Hace pocos meses, Jaime Larrínaga, el cura párroco de Maruri me comentaba que los que más le habían hostigado, los que más le habían insultado, los que, finalmente, le habían echado de su tierra, no habían sido los de la izquierda abertzale, sino las huestes del PNV, esa burguesía vizcaína cuya cabeza visible es Ibarretche. La Iglesia vasca, cómplice del terrorismo, lo abandonó a su suerte. Un clero, y una sociedad que apesta a cobardía.

javier

No iba a escribir más, pero sencillamente no me aguanto. A M.: yo también tengo familia allá arriba. Hace años que no voy, porque me da asco, tengo que reconocer que, en primer lugar, por desavenencias familiares; pero últimamente se ha añadido un elemento que viene cobrando fuerza imparable: el nacionalismo, con el que tantos individuos e individuas se ven capaces de convivir sin problemas. No sé si muchos, fuera de allí, saben lo que es el nacionalismo: un auténtico veneno, un cáncer, la peor enfermedad social que puede existir. No se puede ser persona bajo ese clima. Hace muchos años, trabajé de fotógrafo en Bilbao. Me largué. Muy cerca de donde yo vivía, mataron "por accidente" a una maestra. Mi mujer, que también lo es, tuvo en su clase a los pobres niños. Esas cosas no se olvidan. Lo peor no es la escoria que mata, y que pertenece a lo más tarado e ignorante de los distintos pueblos (como estamos viendo en los juicios); lo peor, con mucho, es ese nacionalismo "de yate y poteo", esa infame burguesía, representada fundamentalmente bajo las siglas peneuvistas, que por conseguir poder e influencia recoge sin escrúpulos las famosas nueces del triste árbol. Yo soy medio vasco, una de mis abuelas hablaba el idioma. Pero tengo que reconocer que, cada vez más, me da naúseas lo relacionado con allí. Estoy seguro de que ganaremos a la Eta. Lo difícil, y aquí soy francamente pesimista, será sanar aquella sociedad de interesados cobardes. Y ojo, que no llamo cobarde al que tiene miedo, que es normal y legítimo, sino al que no lo tiene y se aprovecha de la situación. A esta cobardía me refiero. ¿Os acordáis de cuando mataron a Miguel Ángel Blanco? Ardanza, entonces jefe de la tribu, se puso de pie encima de un banco, con las manos entrelazadas a lo alto, para ser aclamado por la indignada plebe. fue la mejor "subida de banco" que he podido presenciar. Asqueroso. Y en cuanto a ibarreche (lo pongo en minúscula, porque es un pobre tipo), me recuerda a aquellos pueblerinos con los que cenábamos allí de jóvenes y que sólo sabían beber y vomitar. Y matarse en accidente. Algunos no habremos llegado muy lejos, pero tampoco nos hemos convertido en monstruos, en basura, en infrahombres. Es muy fácil ser un gallito arropado en la manada. Es más difícil aguantar años y años, sin fruto, sin perspectiva, sacando adelante una familia que estará a años luz de la carroña en que se ha convertido la inmensa mayoría de la juventud vasca. No sé si queda un vasco que sea verdadero hombre o mujer. Mucho lo dudo, salvo las contadas excepciones que sabemos. Perdón por la tiraba, pero no aguantaba más.

javier

Una militante del P.P., coordinadora del autocar en el que viajé desde Valladolid para asistir a la manifestación, aludió también a la gran valía de Teresa Jiménez Becerril, sugiriendo la posibilidad de ofrecerle encabezar alguna lista municipal importante, para las inminentes elecciones. Lo de Madrid, bárbaro: en muchos momentos, no podía sacar uno las manos de los bolsillos, de tan empacados que íbamos los manifestantes. Vamos a ganar.

M.

Permítame que la felicite una vez más por su artículo, estimada Julia. Ya ve que no soy yo muy dada a comentar (en realidad, no me siento a la altura de las aportaciones y prefiero tomar la vía fácil de una cuasi iletrada logsiana: disfrutar de la lectura en lugar de discurrir para encontrar las palabras precisas, labor exasperante muchas veces), pero es que esta vez ha explicado magistralmente lo que tantas veces hemos pensado otros y no acertábamos o atrevíamos a plasmar. La sensación de pasear por la Concha y cruzarte con rostros silenciosos, enmudecidos, amenazados, amenazantes, cómplices, dice bien, o simplemente no cruzarte con los que deberían estar paseando (cuántos hijos sin padres...). Confesaré algo; yo, personalmente, que guardo una cierta curiosidad por aquella tierra de la que tuvieron que escapar hace ya años mis padres debido al terrorismo, he tenido esa misma sensación en cada comilona familiar que allí aún celebramos: mirar alrededor, y ver en una misma familia, en la misma mesa inundada de silencio, a cómplices de asesinos y víctimas de asesinados, sin poder pronunciar una palabra sobre política para "tener la fiesta en paz". Irónico. No es grato, lo aseguro. Pero es que hay algunos empeñados en que, encima, se lo tengamos que agradecer a Zapatero. Dos muertos más.

Un abrazo, Julia.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Tus datos

(El nombre y la dirección de correo son obligatorios. La dirección de correo no se mostrará en el comentario.)

Blog powered by Typepad
Miembro desde 11/2005
Mi foto

septiembre 2022

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

mis escritos

Álbumes de fotos