« San Policarpo y Flaubert | Inicio | Acontecimientos de la irrealidad inmediata (II) »

02/03/2007

Comentarios

javier

No te equivocas, Enrique. Ni un pelo. José María Calleja es el típico caso de "entrismo" de la izquierda en las mantecosas filas de derechas. Éstas le animan y jalean, mientras el antiguo comunista medra y medra y medra a costa suya... Lo que dice de Castro es cierto, aunque a estas alturas tenga poco mérito. De todas formas, su "revisionismo" es incompleto y, por ello mismo, inválido. ¿Qué es eso de que "sigo siendo de izquierdas"? ¿Mayor sensibilidad social? ¿Más apego al aparato? No recuerdo haberle visto, ni siquiera de perfil, en ninguna de las manifestaciones de apoyo a las víctimas del terrorismo. Tendrá miedo de que le quiten su "piscina". Pasma y admira ese equilibrio funambúlico.

Enrique

Sí, no dudo de que estará bien el libro de José María Calleja, pero no deja de tener gracia el pánico que experimenta, él y tantas personas honradas de la izquierda, a que se les tome por "gente-de-la-derecha". De ahí, creo yo, viene la costumbre de poner el sellito, el cuño que diga,: "¡cuidado, un respeto, que seré crítico, pero soy de izquierdas!". Es como un conjuro. Y si no, ¿qué es lo de "cura casposo del régimen del nacionalcatolicismo franquista"? Puede que me equivoque, pero creo que aún les queda ese prejuicio, ese miedo.

Libertas

Buena reseña.
Soy de Juventudes Liberales, nos conocimos el año pasado en el acto de apoyo a Dinamarca y no he vuelto a tener la ocasión de agradecerle su asistencia.
Un saludo, no conocía su blog. Muy bueno.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Blog powered by Typepad
Miembro desde 11/2005
Mi foto

mayo 2022

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

mis escritos

Álbumes de fotos