« Diarios: fragmentos IX | Inicio | Notas sobre Corpus Barga: Los pasos contados »

11/11/2014

Comentarios

Teresa Cabarrush

Los tesoros arquitectónicos deberían restaurarse y dar uso a las Actividades de la Enseñanza y Cultura, tanto dinero esparcido en gilipolleces actualmente para el ego de los gestores que han demostrado la total ignorancia de la Vida, son las piedras de antaño las que señalan y hablan, y no son mudas, claro que no...desconcertadas se han quedado de las ridiculeces hechas por los habitantes actuales, y dar la enhorabuena a los arquitectos y demás personas que siempre han defendido el pensamiento de toda una sociedad a través de la arquitectura.


Me encanta Julia, tus preguntas directas hacia tí misma: " Aunque, bien mirado, cumplirla ante quién? ¿Para quién?".


Me encanta Julio Verne, pues sí que era un Señor demasiado inteligente,tenía una mente avanzada es verdad, y al final te demuestra aprendizajes sencillos de la vida, porque el misterio está al final en los valores de toda la vida, en los normales, ¡ es curioso este Señor con diez años se escapó en un barco para alejarse de un padre severo!, si que era avanzado el chico, aunque la vida de los niños de aquellos entonces era dificil y se hacían adultos antes de la cuenta.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Blog powered by Typepad
Miembro desde 11/2005
Mi foto

mayo 2022

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

mis escritos

Álbumes de fotos